Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blog

SARS-CoV-2: PCR, Carga Viral y CTs

No cabe ninguna duda de que la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) está siendo la prueba estrella de esta pandemia, empleándose ampliamente a nivel mundial para la identificación del SARS-CoV-2. En Life Length tenemos múltiples posts en los que explicamos como funciona la PCR, pero, a modo de resumen, esta técnica principalmente aísla y amplifica el ARN viral, de tal manera que se realizan varios ciclos de amplificación para producir una cantidad detectable del material genético. A los ciclos de amplificación mínimos para detectar el ARN se les denomina CTs (Cycle Thresholds o Valor Umbral del Ciclo). En nuestros informes, podrán encontrar 3 valores distintos de CTs debido a que nuestra PCR detecta y amplifica 3 regiones diferentes del genoma del coronavirus – ORF 1ab, N Protein y S Protein – a diferencia de otros laboratorios que detectan solo 2 regiones. También encontrarán en nuestros informes un apartado en el que se indica la carga viral que resulta de calcular la media ponderada de las CTs de cada gen. De esta manera, a mayor número de ciclos necesarios para detectar un gen, menos cantidad de este gen hay en la muestra inicial. Por lo tanto, se puede decir que el valor de CT proporciona una medida inversa de la siguiente manera: Valores entre 0 y 25: Alta carga viral Valores entre 25 y 32: Carga viral media Valores mayores de 32: Carga viral baja Por consiguiente, como indicamos en nuestros informes de resultados, los números más bajos de CT indican una carga viral más alta, lo que significa un caso más grave; mayor capacidad de contagio y, en general, mayor tiempo para recuperarse y obtener un resultado no contagioso (negativo).   ¿Por qué indicamos la viralidad y los CTs en nuestros informes? ¿Qué nos ha llevado a dar este nivel de detalle que otros laboratorios no dan? Como ya han comunicado en medios expertos sobre el tema como el Dr. Julio García portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas Microbiología (Seimc): “Una mayor carga viral lleva aparejada una mayor infectividad: hay más cantidad del virus y es más probable que esos virus lleguen a un huésped susceptible.” Lógicamente, una mayor capacidad de infección conlleva un mayor número de contagios potenciales, más si no se siguen las medidas de prevención adecuadamente. Conocer nuestra propia capacidad de infección, puede resultar fundamental para prevenir nuevas infecciones a nuestro alrededor. Además, los 3 valores diferenciados de CT puede resultar útiles en la identificación de las cepas o, mejor dicho, variantes que están apareciendo estos últimos meses. En España hasta el momento se han detectado 2 variantes del COVID-19; la variante británica y la sudafricana. Aunque mantienen intactas las regiones N Protein y ORF1ab, ambas variantes presentan mutaciones en la región del gen S Protein que provocan que éste sea indetectable. Esto conlleva que se den muestras positivas en SARS-CoV-2 sin el gen S Protein – que no se amplifique en ningún ciclo- dándose CTs de esta región con valores altísimos o indeterminados. Es decir, si se observa alta carga viral en N Protein y ORF1ab, pero baja o indeterminada en S Protein, lo más probable es que se trate de una muestra de un paciente infectado por las variantes sudafricana o británica. Para más información sobre las nuevas variantes, pueden consultar nuestro anterior blog sobre este tema. Aunque actualmente haya un debate abierto dentro de la comunidad científica sobre la utilidad del valor de CT (dado que es una medida imperfecta), lo que está claro es que tener una carga viral más alta está asociado con ser más infeccioso y que el valor de CT es la única herramienta que nos da la PCR para determinar esa carga viral.    Artículos de referencia: https://www.sciencemag.org/news/2020/09/one-number-could-help-reveal-how-infectious-covid-19-patient-should-test-results https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciaa1199/5891762?redirectedFrom=fulltext https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.12.21.20248640v1

Leer más »

Nuevas variantes de COVID-19

¿Cómo se producen y cuales son las nuevas variantes de COVID-19? La mutación genética en virus (y por tanto el surgimiento de nuevas cepas y variantes) es algo totalmente esperable desde el punto de vista científico. Conforme los virus se van transmitiendo y pasando de una persona (o ser vivo) a otra, su genoma sufre pequeños cambios que forman parte de su ciclo vital natural. Además, la aparición de tratamientos médicos y vacunas, provoca que los virus sufran una presión evolutiva muy alta que a su vez acelera la aparición de nuevas cepas que escapan a dichos tratamientos y vacunas para poder seguir reproduciéndose. Algunas de estas variedades surgen y desaparecen sin dejar huella, mientras que otras persisten en el tiempo. En el caso de la COVID-19, las denominadas popularmente “cepas” son en realidad “variantes”, dado que no han acumulado una cantidad significativa de mutaciones que hagan que se presente una transformación trascendental de la biología de virus. Se han detectado 3 variantes de SARS-CoV-2 a nivel mundial: Británica: En el Reino Unido, ha surgido una nueva variante llamada VUI 202012/1 -también se referencia como linaje B.1.1.7- con un número inusualmente grande de mutaciones. Esta variante se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes con un aumento de la transmisibilidad de entre un 50% y un 70%. Actualmente, no hay evidencias claras de que cause una enfermedad más grave. Esta variante se detectó por primera vez en septiembre de 2020 en el sureste de Inglaterra. Desde entonces se ha encontrado en numerosos países de todo el mundo, en total 70 incluido España. Sudafricana: En Sudáfrica, a principios de octubre de 2020, se detectó otra variante llamada 501.v2 – o linaje B.1.351- que es independiente de la variante de Reino Unido, pero con la que comparte ciertas mutaciones. Se ha hallado en 32 países, entre ellos entra España este mismo febrero de 2021. Amazónica: En Brasil, también ha surgido una variante llamada P.1.- o linaje B.1.1.28- Esta se identificó en cuatro viajeros de Brasil que fueron evaluados durante el control de rutina en el aeropuerto de Haneda en las afueras de Tokio, Japón. La variante brasileña contiene un conjunto de mutaciones adicionales que pueden afectar la capacidad para ser reconocidas por anticuerpos. Ha sido detectada en 8 países, entre ellos no está España.   ¿Cómo se detecta el virus en las muestras de mucosa del paciente? Como ya todos sabemos, la prueba más eficaz empleada para detectar el virus de la COVID-19 es la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). Con una torunda se extrae una muestra de la mucosa de la nariz del paciente que se analiza por expertos en el laboratorio en búsqueda del material genético del virus (en este caso ARN). En concreto, la prueba que realizamos en Life Length detecta 3 regiones específicas del genoma del coronavirus: proteína S (spike), proteína N (nucleocápside) y ORF1 ab. En presencia de estas regiones en la muestra tomada (y, por lo tanto, en presencia del virus), se produce su réplica masiva en el laboratorio, lo que permite la identificación del SARS-CoV-2, comúnmente conocido como COVID-19.   ¿Detecta nuestra PCR las variantes británica y la sudafricana? Precisamente, la variante de Reino Unido (la que más estragos está provocando ahora mismo a nivel mundial) fue detectada debido a que los científicos obtenían resultados positivos de la PCR en las muestras con dos de las regiones del gen presentes y una tercera negativa no presente. Esto los llevó a plantearse que existía una nueva cepa que había conseguido mutar, lo cual se ha visto corroborado en un estudio genético posterior en el cual se han encontrado en esta variante de Reino Unido 16 mutaciones nuevas más (además de la mutación en spike). Por otro lado, se ha comprobado que la variante sudafricana, si bien es distinta a la británica, comparte con ella el tener mutaciones en spike. Es decir, las PCR que detectan 3 regiones específicas del genoma, detectan estas 2 variantes. En Life Length, podemos detectarlas sin lugar a dudas y para tranquilidad de todos con nuestras pruebas PCR, por lo que no obtendremos resultados falsos negativos ante estos casos.   ¿Y las vacunas? En un principio las vacunas con las que contamos a enero de 2021 en el mercado son válidas para estas nuevas cepas, Moderna y Pfizer lo aseguran, aunque si que han comprobado que sus vacunas son más eficaces frente a la variante británica que frente a la sudafricana, que si bien también son efectivas, provocan una neutralización del virus más baja. En el caso de que las mutaciones genéticas del SARS-CoV-2 lleguen a ser muy altas o en regiones que provoquen cambios muy drásticos, podemos estar ante casos en los que las vacunas actuales no funcionen y haya que crear nuevas más específicas a estas variantes o cepas. Esto es algo normal y ya pasa en otros virus como el de la gripe (influenza), para el cual niños, mayores y personas de riesgo se vacunan cada año en España.   Conclusiones En definitiva, la COVID-19 va a estar presente en nuestras vidas por el momento, por lo que debemos seguir las recomendaciones de sanidad y hacernos pruebas en caso de tener dudas de haber estado en contacto con el virus o de tener síntomas.   Artículos de Referencia: European Centre for Disease Detection and Control. (2020). Rapid increase of a SARS-CoV-2 variant with multiple spike protein mutations observed in the United Kingdom. Applied Biosystems, Thermo Físher Scientific. (2020). Impact of the 69-70del mutation in the spike protein of SARS-CoV-2 on TaqPath COVID-19 testing assays. Applied Biosystems, Thermo Físher Scientific. (2020). Emerging mutations in SARS-CoV-2 https://www.who.int/publications/m/item/weekly-epidemiological-update—27-january-2021 https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/more/science-and-research/scientific-brief-emerging-variants.html https://www.ecdc.europa.eu/en/publications-data/covid-19-risk-assessment-spread-new-variants-concern-eueea-first-update https://www.bbc.com/future/article/20210119-covid-19-variants-how-the-virus-will-mutate-in-the-future https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/transmission/variant.html#:~:text=Multiple%20COVID%2D19%20variants%20are,and%20quickly%20than%20other%20variants. https://www.washingtonpost.com/health/2021/01/25/covid-vaccine-virus-variant/ https://www.elespanol.com/invertia/observatorios/sanidad/20210128/vacuna-anticovid-pfizer-efectiva-reino-unido-sudafrica/554694901_0.html

Leer más »

El COVID-21 sigue con nosotros: 10 dudas a despejar este año (vacunas, novedades y predicciones)

Cuando todos pensábamos que el año nuevo nos devolvería muchas de las cosas que nos había quitado el COVID-19, el COVID-21 ya está apretando con mucha fuerza: más contagios que nunca, nuevas cepas, más confinamientos y restricciones, más dificultades económicas y, sobre todo, mucho cansancio acumulado y hartazgo de la sociedad, en cualquier rincón del planeta. ¿Cómo va a ser este nuevo año? ¿Podremos salir, reunirnos y abrazarnos pronto? ¿Podremos viajar con cierta tranquilidad? ¿Tendré trabajo? La vacuna, ¿nos devolverá todas estas cosas? Después de un año de pandemia, parece que todavía hay muchas incógnitas por resolver. A continuación, resolvemos 10 cuestiones que muchos de ustedes puede que sigan teniendo.   1. ¿Someterán las vacunas al virus en 2021? La mayoría de expertos piensa que el SARS-CoV-2 no desaparecerá nunca. Cuando la mayoría de la población esté vacunada, el patógeno comenzará a debilitarse y producirá infecciones asintomáticas en los adultos. También habrá que comprobar durante cuánto tiempo alguien es inmune a la COVID después de haberse infectado o de haber recibido la vacuna. Por lo tanto, no parece que el COVID vaya a estar bajo control durante este año. Las vacunas actualmente autorizadas por la Agencia Europea para el Medicamento (EMA) para prevenir la COVID-19 y disponibles para su distribución en Europa tienen una eficacia de alrededor del 95%.   2. ¿Qué sabemos de las nuevas cepas británica, sudafricana y la del Amazonas brasileño?  La cepa británica parece mucho más contagiosa (entre un 50% y un 74%), no parece que sea más letal y la comunidad científica afirma que las vacunas siguen siendo efectivas. La cepa sudafricana parece que se propaga un 50% más rápido, al igual que la británica, no causa una enfermedad más grave ni eleva el riesgo de mortalidad. La cepa encontrada en Manaos, la Amazonia de Brasil, también parece más contagiosa, ya que tiene alteraciones genéticas similares a la británica y a la sudafricana, y los expertos no han determinado todavía cuán alto es el grado de contagio. Existe la sospecha de que las variantes de Sudáfrica y de Manaos puedan tener la habilidad de burlar el sistema inmunitario y, por consiguiente, hacer que las vacunas actuales no sean eficientes. Sin embargo, el laboratorio BioNTech (creador de la primera vacuna contra el COVID autorizada en el mundo, junto a Pfizer) ha asegurado que de ser necesario responder a una mutación, podría tener listo un nuevo producto en seis semanas.   3. ¿Qué porcentaje de asintomáticos transmiten el coronavirus? Según la revista JAMA Network Open, la transmisión de las personas sin síntomas representa más de la mitad de todas las transmisiones. Por lo tanto, parece que tan solo el aislamiento de los individuos con los síntomas de COVID no conseguiría controlar la actual propagación. La transmisión por parte de personas infectadas y que no presentan ningún síntoma pueden ser individuos pre sintomáticos (infecciosos antes de desarrollar algún síntoma) o individuos que nunca experimentan síntomas (asintomáticos). Según el artículo de investigación, el 59% de la transmisión proviene de la transmisión asintomática (el 35 % proceden de personas pre sintomáticas y el 24 %, de personas que nunca desarrollan síntomas).   4. ¿Puede una persona que superó el coronavirus ser portadora del virus? Al comienzo de la pandemia, se barajó que la inmunidad duraría unos dos o tres años, hipótesis que se basaban en los comportamientos de otros coronavirus que no tendrían por qué replicarse con el SARS-CoV-2. Hoy en día, sabemos que hay mucha gente que sigue teniendo anticuerpos seis o siete meses después de haber pasado la COVID. Aunque se haya observado que la mayor parte de las personas infectadas por el nuevo coronavirus desarrollan una respuesta inmuno-protectora, se desconoce el tiempo que dura la protección o si la enfermedad sería más leve en caso de sufrir una nueva infección. Hasta la fecha se han producido muy pocas reinfecciones y es muy raro que ocurra en los 90 días posteriores a la infección inicial. La variabilidad de la inmunidad sigue siendo un misterio por el momento y parece difícil saber si una persona con anticuerpos es capaz de ser portador y transmitir el virus, necesitamos más tiempo para hacer un seguimiento.   5. ¿Puedo transmitir la COVID-19 después de recibir la vacuna? Las vacunas se han probado en ensayos clínicos para medir la protección frente a la enfermedad con síntomas. Todavía no se conoce si la vacuna impide que las personas vacunadas se infecten y, aunque no tengan síntomas, puedan transmitir el virus. También conviene recordar que la efectividad de la vacuna deja fuera a un 5% de la población, según estos ensayos preliminares.     6. ¿Cuándo podremos dejar de usar mascarilla y evitar el contacto después de haber recibido la vacuna? En la actualidad, no tenemos suficiente información disponible para determinar cuándo se dejará de recomendar que usemos mascarillas y evitar el contacto directo con otras personas para ayudar a prevenir la propagación del virus. Antes de tomar esta decisión, necesitamos conocer más sobre la protección que ofrecen las vacunas contra el COVID.   7. ¿Podré viajar al extranjero una vez que me haya vacunado? Existe un debate institucional internacional muy activo sobre si debería emitirse, o no, un pasaporte de vacunación de COVID que permita viajar a quienes lo tengan, y reactivar así el turismo internacional. Hay países que indican que un pasaporte de vacunación limitaría tremendamente la movilidad, ya que, teniendo en cuenta que los países desarrollados pueden tardar un año en vacunar a toda su población, imaginen qué ocurrirá en los países que no han podido hacer acopio de vacunas. ¿Sus ciudadanos no podrían viajar hasta que no se hayan vacunado? Por otra parte, como hemos indicado anteriormente, haberse vacunado no es garantía suficiente de no llevar el virus encima, por lo tanto, parece que la idea de un pasaporte de vacunación pueda ser discriminatoria e insuficiente.   8. ¿Seguiré necesitando una prueba PCR para viajar? Aunque en algunos países aceptan las pruebas de antígenos como válidas, hoy por hoy, las

Leer más »

Viajar en tiempos de COVID: descubra dónde puede viajar y qué documentos ha de presentar

A la espera de lo que ocurra a lo largo de este 2022, la incertidumbre entorno a la COVID si bien creíamos que iba a disminuir, no ha hecho más que aumentar a nivel mundial. Independientemente del pasaporte sanitario, para viajar desde España a muchos países del mundo necesitarán hacerse una prueba PCR que demuestre que no llevan el virus encima. Hay que tener en cuenta que hay países muy exigentes y no solo eso, sino que dichas exigencias no hacen más que cambiar constantemente conforme va pasando el tiempo, adaptándose a las nuevas situaciones y variantes que han ido surgiendo del virus SARS-CoV-2. La fiabilidad y la rapidez en la realización de las pruebas es tan importante como la seguridad, la digitalización y el cumplimiento con los requisitos internacionales. En laboratorios Life Length somos líderes en la adaptación y el pleno cumplimiento de los requisitos en constante evolución de las autoridades sanitarias nacionales de todo el mundo para viajes y vuelos internacionales. Las exigencias sanitarias mundiales siguen siendo muy estrictas e irán evolucionando a medida que doblegamos el virus y el tránsito internacional vaya despegando. A continuación, hemos preparado una lista con muchos de los países que visitamos habitualmente desde nuestro país, donde les informamos tanto de las posibles restricciones, como las pruebas de COVID e informes sanitarios que deberán preparar antes de llegar a su destino (siempre y cuando puedan volar al país de su elección). La información aportada es oficiosa y les recomendamos que visiten las fuentes oficiales correspondientes antes de viajar al país en cuestión. Iremos actualizando esta tabla mensualmente. Bon voyage Actualizado por última vez el 7 de marzo de 2022 [table id=1 /]

Leer más »

Test de antígenos: las 10 preguntas más comunes (y nuestras respuestas)

Aunque las vacunas ya están aquí, la mejor forma de proteger y cuidar de nuestros seres queridos y de los más vulnerables es haciendo lo propio: mucha, mucha prudencia, más paciencia, higiene y a la más mínima señal, hacernos pruebas de COVID de inmediato. Sin duda alguna, la comercialización de los test rápidos de antígenos es una muy buena noticia para ayudar a frenar todas las olas venideras y, como hemos hecho con el resto de pruebas, desde laboratorios Life Length respondemos a 10 de las dudas más habituales que surgen entre nuestros clientes en referencia a los test rápidos de antígenos.   1. ¿Son realmente fiables los test de antígenos? Sin llegar a la fiabilidad del mejor test para detectar el COVID hasta el momento con un 99,9% de fiabilidad, el test PCR, nuestras pruebas que detectan la presencia de antígenos ofrecen unos resultados más que aceptables. Con un 87,25% de sensibilidad y un 100% de especificidad, nuestras pruebas llegan a ser casi igual de fiables que las PCR, si se realizan durante los primeros días de la aparición de síntomas.   2. ¿Qué diferencia hay entre un test rápido de antígenos y el test rápido de anticuerpos? La prueba de antígenos es capaz de detectar la presencia del virus, las pruebas de detección de anticuerpos no. El test rápido de anticuerpos y la prueba ELISA no detectan el virus sino la reacción inmune generada por nuestro organismo contra él, es decir, detectan los anticuerpos producidos contra el virus por el sistema inmune de la persona. Son una prueba indirecta de que la enfermedad está activa o ha sido superada.   3. ¿Cuáles son sus ventajas respecto a la prueba PCR? Rapidez: aunque entregamos los resultados de las pruebas PCR en el mismo día de su realización, indudablemente el tiempo para saber el resultado de estos test es su mayor ventaja. Los resultados de los test de antígenos se conocen a los 15 minutos. Sencillez: las pruebas de antígenos no requieren reactivos caros, robots, o personal técnico cualificado para su resultado y aunque se pueden realizar en el mismo lugar de atención al paciente, la Organización Mundial de la Salud no recomienda que se hagan en sitios donde no se cumplan con las medidas de bioseguridad necesarias, tanto por la seguridad de quien realiza la prueba como por el riesgo de contaminación de la muestra. Precio: son notablemente más económicos que la prueba PCR, 99 euros frente a 45 euros del test de antígenos. Por lo tanto, parece que se podrían hacer con mayor frecuencia que las PCR, y en mayor escala.   4. ¿Por qué han tardado tanto en ofrecerse en España? Los primeros test de antígenos para COVID-19 que compraron algunos países americanos y europeos, España inclusive, tenían una sensibilidad inferior al 30%, algo completamente inaceptable. Las agencias reguladoras de salud pública Europeas y de Estados Unidos se pusieron serias a la hora de regular su distribución y sólo ahora podemos disponer de test de antígenos muy fiables, con sensibilidades y especificidades superiores al 90%. Aunque no es oro todo lo que reluce ni todos los test son igual de fiables, en laboratorios Life Length hemos evaluado 13 fabricantes diferentes antes de elegir la prueba que ofrecemos.   5. ¿Cuál es la sensibilidad y la especificidad de su test de antígenos? La sensibilidad de nuestros test de antígenos es de un 87,25% y la especificidad es del 100%. Los intervalos de confianza son: Sensibilidad 79,2% – 93%; Especificidad 97,2% – 100%. Los resultados del test suelen ser inferiores en personas asintomáticas y, por lo tanto, ante cualquier duda se debe realizar una prueba PCR. La sensibilidad es la capacidad del test de antígenos para detectar la enfermedad y se calcula como el porcentaje de verdaderos positivos sobre el total de enfermos. Por ejemplo, una sensibilidad del 97% significa que sólo 3 de cada 100 muestras se han diagnosticado como negativas (personas sanas) cuando, en realidad, eran de individuos infectados (positivos). Este 3% indica el porcentaje de los llamados “falsos negativos”. La especificidad es la capacidad del test de antígenos para detectar a los individuos sanos y se calcula como el porcentaje de verdaderos negativos sobre el total de individuos sanos. Por ejemplo, una sensibilidad del 98% significa que sólo 2 de cada 100 muestras se han diagnosticado como positivas (infectados) cuando, en realidad, eran de personas sanas (negativos). Este 2% indica el porcentaje de los llamados “falsos positivos”.       6. ¿Cómo se realiza la prueba y cuándo debería hacerse? Para la realización de esta prueba inmunocromatográfica, se necesita la recogida de una muestra nasofaríngea, es decir, de la porción nasal de la faringe, con un bastoncillo de rayón estéril, que se analizará posteriormente en los kits de detección rápida del SARS-CoV-2. El Test Rápido de Antígenos está indicado para personas con síntomas en los primeros días de evolución de la COVID-19, y para aquellos asintomáticos que hayan tenido un contacto directo reciente con una persona que ha dado positivo.   7. ¿Qué son los antígenos? Definición de antígeno: “sustancia que desencadena la formación de anticuerpos y puede causar una respuesta inmunitaria”. También se define como “antígeno” a cualquier molécula que penetra en nuestro organismo y que los mecanismos de defensa identifican como extraña o desconocida. Por lo tanto, en esta definición los tipos de antígenos incluyen cualquier elemento que forme parte de un patógeno (un virus, una bacteria, un hongo), o cualquier toxina, alérgeno, etc. Estas estructuras moleculares que se encuentran en la superficie de los virus, son reconocidas por el sistema inmunitario que desencadena la producción de anticuerpos. Las pruebas de antígenos, por lo tanto, detectan estas estructuras que forman parte de la envoltura exterior del virus, es decir, las proteínas del virus. Sin embargo, cuando realizamos una prueba PCR estamos detectando la presencia del material genético del virus SARS-CoV-2, ARN en este caso.   8. El resultado negativo, ¿es válido para viajar en avión? El test rápido de antígeno es válido para

Leer más »

Prueba ELISA para COVID-19, despejamos 10 de las dudas más comunes

Las pruebas ELISA permiten detectar la presencia de anticuerpos en la sangre de los pacientes con una elevada precisión. Además del coronavirus, estas pruebas también se utilizan para la detección de otros virus y organismos; las pruebas del SIDA, las de toxoplasmosis o las del sarampión son también “elisas». Al comienzo de la pandemia, todos los medios solo comentaban acerca de las pruebas PCR y los test rápidos de anticuerpos. Después vinieron las pruebas ELISA y con ellas un mar de dudas que intentamos despejar en las siguientes líneas.   1- ¿Qué significa, qué es y en qué consiste una prueba ELISA? Del acrónimo inglés Enzyme Linked Immuno Sorbent Assay, que significa “ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas”, el test ELISA es una prueba de tipo cuantitativo que nos indica la cantidad de anticuerpos, o inmunoglobulinas, que tenemos en la sangre contra un virus. En este caso, contra el coronavirus SARS-CoV-2. Esta prueba de laboratorio también es una de las más utilizadas para detectar a pacientes que se han contagiado de VIH. La prueba tan solo consiste en una pequeña extracción de sangre (4 mililitros) y no hace falta venir en ayunas.   2- ¿Qué son los anticuerpos y cuáles se buscan en esta prueba? Los anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulinas y abreviados con las siglas «Ig», son glucoproteínas del tipo gamma globulina o mejor dicho y para entendernos, los anticuerpos son proteínas de defensa que fabrica el sistema inmunitario y son empleados para identificar y combatir elementos extraños tales como virus, bacterias y toxinas. Primero aparecen las IgA e IgM, pero es la presencia de los anticuerpos IgG frente al virus, que aparecen aproximadamente a partir del día 15 desde el inicio de la infección, los que otorgan una probable inmunidad. Aunque en la actualidad se desconoce por cuánto tiempo, lo habitual es que con el paso de los meses o de los años, según el caso, los anticuerpos IgG vayan debilitándose hasta desaparecer o dejar de ser eficaces.   3- ¿Qué es un test de anticuerpos de tipo cuantitativo? Además de saber si tenemos (o no) anticuerpos IgA, IgM e IgG frente al SARS-CoV-2, esta prueba medirá la cantidad de anticuerpos en la muestra de sangre, también conocido como recuento.   4- ¿Qué son la sensibilidad y la especificidad de un test? La sensibilidad es la capacidad del test para detectar la enfermedad. Se calcula como el porcentaje de verdaderos positivos sobre el total de enfermos. Por ejemplo, una sensibilidad del 98% significa que sólo 2 de cada 100 muestras se han diagnosticado como negativas (sanos) cuando, en realidad, eran de individuos infectados (positivo). Ese 2% indica el porcentaje de los llamados falsos negativos. La especificidad es la capacidad del test para detectar a los individuos sanos. Se calcula como el porcentaje de verdaderos negativos sobre el total de individuos sanos. Por ejemplo, una sensibilidad del 99% significa que sólo 1 de cada 100 muestras se han diagnosticado como positivas (infectados) cuando, en realidad, eran de individuos sanos (negativo). Ese 1% indica el porcentaje de los llamados falsos positivos.   5- ¿Son fiables los resultados del test ELISA? Unos porcentajes muy elevados en estas dos métricas son de obligado cumplimiento para poder fiarnos de sus resultados. Nuestro laboratorio realiza la prueba más completa, que cuantifica y mide los 3 tipos de anticuerpos IgA, IgM e IgG, utilizando antígenos de proteínas S (spike) y N (nucleocápside) para mejorar la sensibilidad, especificidad y robustez del ensayo.   6- ¿Qué es mejor, un test rápido o una prueba ELISA? Mientras que el test rápido es una prueba de tipo cualitativo donde se obtiene un resultado binario, es decir, sí o no, como en los tests de embarazo; la prueba ELISA es más completa, precisa de un laboratorio para el análisis de la muestra y proporciona una medida cuantitativa de los anticuerpos presentes en dicha muestra. La prueba ELISA es de mayor calidad, ya que conocer la cantidad de anticuerpos es muy relevante: cuantos más anticuerpos tengan en su organismo, más probabilidad tendrán de desarrollar inmunidad a la enfermedad.   7- ¿Cuándo aparecen y qué indican los anticuerpos IgA, IgM e IgG? Las inmunoglobulinas A (IgA) son las primeras en aparecer, a los 4-5 días de la infección y son uno de los principales anticuerpos del organismo y se encuentran tanto en las mucosas de las vías respiratorias y el sistema digestivo como en la saliva, en las lágrimas y en la leche materna. Las inmunoglobulinas M (IgM) son los siguientes anticuerpos que fabrica nuestro  organismo para combatir una infección, se detectan entorno a los 10-15 días y se encuentran principalmente en la sangre y en el líquido linfático. Un positivo en IgM frente al SARS-Cov-2 indicaría que probablemente estamos atravesando la etapa aguda o central de la infección. Las inmunoglobulinas G (IgG) son los anticuerpos más frecuentes en nuestro cuerpo, son detectables a partir de los 15-20 días y se encuentran en la sangre y en otros fluidos. Brindan protección contra las infecciones bacterianas y víricas y tardan un tiempo en formarse después de una infección o tras la administración de una vacuna. Un positivo en IgG frente a SARS-Cov-2 indicaría que hemos completado la última etapa de una infección vírica y que estamos en fase de resolución.         8- ¿Cuánto tiempo se tarda en conocer los resultados? Los resultados de la prueba ELISA se entregan los viernes a partir de las 20h y les llegarán por correo electrónico.   9- ¿Debería combinar una prueba ELISA con una prueba PCR? Cuando una persona decide hacerse una prueba de COVID, sobre todo si ha estado recientemente en contacto con algún infectado, lo aconsejable es realizar los dos tipos de pruebas, la PCR y otra de serología, bien la prueba ELISA o el test rápido. La combinación de estos dos tipos de pruebas nos dirá en qué fase de la infección estamos: en las primeras 2 semanas desde el contagio la prueba PCR será positiva y la serología negativa;

Leer más »

Las 10 preguntas más habituales sobre el test rápido de anticuerpos

Aunque parezca que sabemos casi todo sobre la COVID 19, tanto a la hora de prevenirla como a la hora de reconocer los posibles síntomas de esta enfermedad y sus múltiples efectos secundarios, en realidad, a medida que evoluciona el virus siguen surgiendo muchas dudas, más aún cuando hemos estado en contacto con alguna persona contagiada. Alertas de posibles contagios cercanos, tiempos de incubación, fases del confinamiento, tipos de geles hidroalcohólicos, mascarillas, respiradores, la evolución de las posibles distintas cepas, las vacunas en desarrollo y los países que llevan a cabo los ensayos, las diferencias y similitudes con otros virus, sus múltiples efectos nocivos, etc. Cuando una persona viene a hacerse pruebas con nosotros, le siguen surgiendo, cómo no, muchas dudas generales y otras tantas más específicas. A continuación, respondemos a 10 de las preguntas que más a menudo surgen durante la toma de muestras en nuestras oficinas en Madrid, en relación a los famosos test rápidos de anticuerpos: 1. ¿En qué consiste una prueba rápida de anticuerpos?  Un pequeño pinchazo en el dedo, una gota de sangre y quince minutos de espera, en esto consiste un test rápido de anticuerpos. Es una prueba muy sencilla que se puede realizar en cualquier lugar: en una boda, en una reunión social, en una oficina o en su propia casa si así lo requieren, ya que no se precisa un laboratorio. Eso sí, siempre supervisado por personal sanitario. Los tests rápidos de anticuerpos no detectan el coronavirus sino la reacción inmune generada por nuestro organismo después del contacto con el virus SARS-CoV-2, es decir, estas pruebas detectan los anticuerpos IgM e IgG producidos por el sistema inmune de la persona contra el virus. Son una prueba indirecta de que la infección está activa o ya ha sido pasada.   2. ¿En qué se diferencian las pruebas PCR de los test rápidos de anticuerpos? El test PCR es capaz de detectar la presencia del virus, los test rápidos de anticuerpos no. La prueba PCR detecta el coronavirus en las primeras fases del proceso infeccioso, con independencia de que aún no haya síntomas o no se vayan a desarrollar, como en el caso de las personas asintomáticas. Otra diferencia es la toma de muestras: mientras que en el test rápido se extrae una pequeña muestra de sangre pinchando el dedo del paciente con una lanceta, en la realización del PCR se toman células epiteliales y moco de la nariz con un bastoncillo -hisopo- de rayón estéril, que se analizarán posteriormente en el laboratorio para comprobar si están ciertamente infectadas por el virus.   3. ¿Qué indican los anticuerpos IgM y qué ocurre si el resultado sale IgM positivo e IgG negativo?  Los anticuerpos IgM, indicado con una «M» en el test, son los primeros que se generan en nuestro organismo durante la fase de la infección. La detección de anticuerpos IgM, y en ausencia de IgG, nos indica que probablemente estamos atravesando la etapa aguda o central de la infección. El nivel de estos anticuerpos descenderá a medida que generemos anticuerpos IgG, hasta desaparecer.   4. ¿Cuándo se producen los anticuerpos IgG y qué ocurre si el test sale positivo en IgG y negativo en IgM? Las inmunoglobulinas G se producen en la fase posterior de la infección y su presencia indica que contamos con una protección frente al virus. Es el tipo de anticuerpo que más abunda en el organismo y tarda un tiempo en formarse después de cualquier infección, en este caso por contagio del virus SARS-CoV-2. Su detección, y en ausencia de IgM, nos indica que hemos completado la última etapa de una infección vírica y que estamos en fase de resolución. Por cierto, la «C» del test indica el area de control de calidad y siempre tiene que activarse para que el test sea válido.    5. ¿Qué ocurre si el test detecta ambos anticuerpos, IgM e IgG? Este caso indica una infección muy evolucionada y probablemente no estemos curados todavía, se requiere confirmación a través de una prueba PCR para saber si, en realidad, todavía estamos en el desarrollo o al final de la misma. Sin embargo, un resultado negativo no excluye la posibilidad de infección por SARS-CoV-2. En este caso, la concentración de anticuerpos es más baja que el límite mínimo detectado por el test o los anticuerpos contra el virus aun no se han desarrollado en el momento de la toma de la muestra. La prueba PCR sería concluyente para saber si ha habido un contagio reciente, o no.   6. ¿Son fiables los resultados? Sí, en nuestro laboratorio absolutamente. En Life Length nos enorgullecemos de poder ofrecer los mejores y más eficaces test de detección de anticuerpos del mercado español, según indica un estudio con la colaboración de la Universidad de Yale, con una sensibilidad y especificidad IgM de 96% y 85% respectivamente; e IgG de 98% y 100%. Como pueden imaginar, la calidad y la precisión de los test es totalmente imprescindible y es terrible que la gran mayoría de los test rápidos que se comercializan no sean ni remotamente tan fiables. 7. ¿Cuánto tiempo se tarda en conocer los resultados? Como su nombre indica, en tan solo 15 minutos se obtienen los resultados, aunque nosotros le mandaremos el informe por correo electrónico después de una hora de haberse hecho la prueba.   8. ¿Qué es una prueba serológica? Una prueba serológica tiene como fin conocer la exposición o presencia previa de un microorganismo patógeno y a partir de esta, comprobar la capacidad de respuesta del individuo a tal infección, es decir, la presencia de anticuerpos contra el virus en la sangre. Algunas de las enfermedades más reconocidas por todos y que se detectan a través de la serología son la rubéola, el sarampión, la hepatitis viral, el VIH, la toxoplasmosis, etc. En Life Length realizamos dos pruebas serológicas o de anticuerpos: el test ELISA, con resultados disponibles en menos de 4 días hábiles y los test rápidos de anticuerpos. No hace falta venir

Leer más »

Con amigos y familia: decir que no, puede salvar vidas

Dice la Wikipedia que un vicio es toda práctica, conducta o hábito que se considera una falta, un defecto, una enfermedad o un mal hábito. Estoy seguro de que muchos de ustedes han decidido dejar un mal hábito en la cuneta más de una vez. Fumar, beber mucho alcohol o comer en exceso son de los más habituales junto con otros vicios muy duros de abandonar y mejor o peor vistos por la sociedad, como el juego, las drogas, la adicción a las compras, el trabajo en exceso, el sexo compulsivo, etc. Cuando uno deja de beber alcohol drásticamente, por ejemplo, se encuentra con situaciones inesperadas como esta: – ¿Cómo?, ¿vas a beber solo agua?, pero tómate algo conmigo, por amor de Dios. – Es que estoy dejando el alcohol y prefiero no beber, la verdad. – Venga hombre, solo una, por nosotros. No querrás que me sienta mal bebiendo solo, ¿verdad? O cuando querríamos comer menos en esas largas y copiosas reuniones: – Pero si no has comido nada, mira todo lo que ha quedado en el plato, ¿no te ha gustado la comida? – Lo siento, es que era mucha cantidad y estoy lleno. Estaba buenísima. – No está bien dejar comida en el plato, no me hagas el feo. Además, ahora viene un postre buenísimo. Aprender a decir que no a muchas de las buenas ideas ajenas, a ser asertivo y mantenerse firme en nuestras convicciones parece tarea compleja pero no imposible. Nuestra fuerza de voluntad y las células de nuestro cerebro se nutren y fortalecen con el ejercicio de sus facultades. Son como un músculo, cuando más lo ejercitamos, más fuerza. Los hábitos y relaciones sociales son parte de nuestra naturaleza, nos hicieron sobrevivir a otras especies hace cientos de miles de años y, en general, podemos afirmar que son totalmente necesarios para nuestra salud física y mental. No abrazarnos, no besarnos y no estar físicamente cerca de nuestros seres queridos son acciones contra natura y entiendo la dificultad que entraña no hacer ciertas cosas ahora que el confinamiento ha terminado. Tenemos que seguir con nuestras vidas y las relaciones sociales son el pilar de nuestra sociedad. «El mejor consejo para todos los públicos, hoy por hoy, es que se hagan una prueba en caso de duda» Toda esta lógica de “no hacer algo por amor”, ha sido esparcida por activa y por pasiva durante toda la pandemia con el mensaje de que sí queremos mucho a alguien, debemos mantener la distancia y evitar tocarlos, darles un abrazo o besarles. Toda esta gran fuerza de voluntad inicial se está debilitando poco a poco, al mismo ritmo que empiezan a aparecer rebrotes del coronavirus entre familiares y amigos, especialmente.  Está bien recordar y tener muy presente que cuando tengamos una reunión familiar o una celebración con amigos, hay que intentar reprimir unos cuantos hábitos, aunque parezca casi imposible: 1- Deberíamos evitar los abrazos, los besos y saludarnos físicamente. Tanto en los encuentros como en las despedidas. Al saludarse parece fácil, pero 5 horas más tarde y con el mismo número de bebidas espirituosas, la voluntad se ablanda al despedirse. Quien no lo haya vivido ya varias veces, que levante la mano. 2- Procurar llevar mascarilla cuando no podamos mantener una cierta distancia de seguridad en el exterior y siempre que sea posible dentro de un espacio cerrado. Supongo que habría que haber tenido una crianza medio asiática para poder convivir con una mascarilla puesta con total naturalidad: en cualquier situación, en general y con amigos y familia, en especial. Parece mucho pedir con los más cercanos. 3- Mantener la distancia de seguridad, sobre todo con los familiares o amigos que corren más riesgo de sufrir el COVID-19 severamente. Tarea compleja de ejecutar, a no ser que se produzca una reunión rápida y todos sentados y separados por dos metros; si no es así, el rastro que dejaría el movimiento natural de las personas en cualquier reunión amistosa habitual será muy parecida al que dejan las hormigas en su hormiguero o las abejas en su colmena. Imaginen. 4- Limpiarse muy bien las manos con gel hidroalcohólico o lavarlas con jabón tanto al entrar en la casa de nuestros anfitriones como “frecuentemente”. Creo que todos ya hemos más que aprobado, en este requisito. Debe de haber algo agradable en el hecho de probar geles hidroalcohólicos allá donde vamos. Algunos huelen exactamente igual que el alcohol del malo (garrafón) que todavía sirven en algunos bares. Creo que este nuevo hábito ha llegado para quedarse. 5- Reunirse en un espacio abierto, preferentemente. Si nos reunimos en casa, tendremos que pensar en el aforo en función del espacio y si estamos en un espacio cerrado, intentaremos que haya mucha ventilación y evitaremos el aire acondicionado y los ventiladores. De nuevo, difícil, sobre todo en verano para los que viven en un espacio pequeño con orientación oeste o en invierno para los que se animen a juntarse en el balcón de su casa. Sin más comentarios. Y yo me pregunto: si estos consejos que escuchamos por todas partes son tan difíciles de cumplir, ¿quién sería capaz de seguirlos con firmeza? ¿de qué madera están hechas las personas que pueden decir no a cada uno de estas cinco directrices? Parece tarea improbable que alguien tenga ese gran músculo de voluntad necesario para ser tan determinado durante el tiempo que duran las reuniones sociales en nuestro país. Y aunque todos estamos expuestos, se me ocurre pensar que solo los que no tienen otra opción serían capaces de hacerlo: los más aprensivos y los que, a priori, de verdad corren riesgo. El mejor consejo para todos los públicos, hoy por hoy, es que se hagan una prueba en caso de duda, ya sea antes de visitar a sus seres queridos, al ir y volver de vacaciones o cuando se hayan reunido con mucha gente y hayan corrido ciertos riesgos, cueste lo que les cueste. Seguro que todos lo agradecerán. Y para las personas que de

Leer más »

Salud y bienestar: telómeros, envejecimiento y coronavirus

En estos tiempos de bienestar que vivimos, ahora agitados por la presencia del regente virus, cada uno de nosotros busca los ingredientes de la pócima que nos acerque lo más posible a la anhelada inmortalidad. Parece que llegar a los 100 años es lo más cerca que podemos acariciarla y aunque son muy pocos los afortunados, actualmente tenemos alrededor de 15.000 centenarios en España y se espera que esta cifra siga duplicandose cada diez años. Ecologistas, vegetarianos, flexitarianos o realfooders; runners, vigoréxicos, practicantes de yoga, de meditación y de pilates; adeptos al coaching, a los retiros, ayunos, acupuntura, hipnosis y otras muchas terapias alternativas físicas y mentales: todos buscan vivir más y mejor. La alimentación y el ejercicio físico y mental son los tres pilares del wellbeing y del hakuna matata del siglo XXI. Cada uno, a su manera, con sus miedos y con sus medios, busca la fórmula perfecta para llegar a vivir lo mejor posible y el mayor tiempo posible, ya que sería un poco hipócrita para la mayoría de nosotros no admitir que bien o mal, queremos vivir muchos años. Y más de cien, a ser posible. Pasos caminados, calorías quemadas, temperatura corporal, latidos, patrones del sueño, la tecnología ayuda ya a muchos seguidores del bienestar a monitorizar el rendimiento de su salud. Los wearables más utilizados son los relojes inteligentes (Apple watch, etc) y las pulseras que monitorizan la actividad física y, aunque el nivel de satisfacción es muy elevado entre los usuarios, todavía hay funciones muy deseadas y no satisfechas, como el manejo de los niveles de estrés, la capacidad para controlar la presión sanguínea y los niveles de azúcar en sangre. La ciencia nos ayuda a conseguir nuestros deseos siempre y cuando sepamos prevenir y curar. Existe una prueba científicamente probada que revela el estado de nuestra edad biológica actual y que podría ser muy útil en el camino de la longevidad deseada: la prueba de análisis de telómeros de Life Length.   ¿Qué son los telómeros y por qué son importantes para nuestra salud? Los telómeros son como los escudos protectores del ADN de las células y reflejan la fortaleza del sistema inmunitario. Su nombre, de origen griego, significa literalmente «parte final”, ya que los telómeros son las tapas protectoras que se encuentran en los extremos de los cromosomas y protegen nuestra información genética durante la división celular. Para que nuestros cuerpos se curen y funcionen correctamente, las células deben dividirse para producir nuevas células que reemplacen a las viejas y gastadas. Los telómeros permiten que nuestras células se dividan sin dañar o alterar su información genética, pero la capacidad de división celular es finita y a medida que nuestras células se dividen, se van gastando estas capas protectoras hasta que llegan a una longitud “críticamente” corta donde ya no pueden garantizar que las células “hijas” vayan a ser copias perfectas y mandan el mensaje de dejar de replicarse o, en palabras científicas, entran en senescencia. Con el paso del tiempo y acelerado por factores perjudiciales consecuencia de un estilo de vida no óptimo, cada vez tenemos un mayor porcentaje de células senescentes con la progresiva pérdida de capacidad funcional a nivel celular, de órganos y sistémico, es decir, envejecemos. Los telómeros juegan un papel muy importante en la creación de enfermedades relacionadas con la edad, incluyendo el cáncer. La longitud de los telómeros es el biomarcador más crítico para medir el envejecimiento.   ¿Qué relación hay entre el estado de mis telómeros y el COVID-19? Existen estudios científicos y clínicos que indican que personas con telómeros más cortos y por lo tanto un grado de envejecimiento mayor, tiene mayor posibilidad de sufrir consecuencias más severas e incluso fallecer a causa de la infección por el virus SARS-CoV-2, con independencia de la edad. Es innegable que un sistema inmunitario fuerte es una garantía a la hora de combatir tanto el COVID 19 como cualquier otro virus o infección.   ¿Por qué debería conocer el estado de mis telómeros? El estudio telomérico es un excelente indicador del estado de salud general que revela si su edad celular es mayor o menor que su edad real basada en la longitud de sus telómeros. Conocer su edad biológica es de vital importancia, nunca mejor dicho, porque el conocimiento de nuestra edad real permite comprender mejor qué estilos de vida influyen en el envejecimiento y nos ofrece la oportunidad de llevar a cabo las modificaciones apropiadas y mediante pruebas periódicas, medir los resultados. Se ha demostrado una fuerte relación entre telómeros y enfermedad cardiovascular, osteoartritis y osteoporosis, demencia, fibrosis pulmonar, trastornos depresivos mayores y algunos tipos de cáncer, así como infertilidad, diabetes tipo 2 y enfermedades del SNC, entre otras. El acortamiento de los telómeros también está relacionado con ciertos hábitos de vida como fumar, obesidad, estrés y sedentarismo. Otros estudios han revelado que individuos que han sufrido situaciones de violencia o maltrato podrían tener un acortamiento telomérico muy significativo.   ¿Qué le sucede a los telómeros a medida que envejecemos? Cuando nacemos nuestros telómeros son más largos y pierden un poco de su ADN con cada división celular a lo largo de nuestra vida. Además de los procesos normales de replicación de la célula, los telómeros también se ven afectados negativamente por el estrés oxidativo o el daño acumulativo causado por el paso de los años y cuyos síntomas son el envejecimiento prematuro. Nuestra piel pierde tersura, aparecen arrugas y manchas junto con el potencial desarrollo de todas las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.   ¿Cuál es la fiabilidad de esta prueba? Ochenta años de investigación han producido un gran número de publicaciones que evidencian la importancia de la biología de los telómeros en el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad. La longitud de los telómeros depende de la genética, del medio ambiente y del estilo de vida: quiénes somos, cómo vivimos y dónde vivimos. Después de muchos años de trabajo, Life Length es el líder mundial en el campo de la medición

Leer más »

10 profesiones de riesgo: más test rápidos y menos lamentos

Mucho se ha escrito sobre la eficacia de hacer -o no- tests masivos para detectar el coronavirus. Antes de pronunciarme es importante matizar la diferencia entre eficiencia y eficacia. Un test eficiente cumpliría su función a la perfección y un test eficaz sería bueno para determinada función, en este caso para detectar el mayor número posible de personas que han estado en contacto con el virus. La fiabilidad, es decir, realizar test cuyos resultados inspiren confianza y seguridad, es de obligado cumplimiento, por supuesto. Un test rápido de anticuerpos que no asegura una sensibilidad de al menos un 90% no es de recibo hoy en día, es más un fraude que otra cosa y no se debería permitir su comercialización. Como todos hemos leído por activa y por pasiva, la mayoría de los test rápidos que no son ni fiables, ni eficaces y menos aún eficientes, provienen de fuera de la Unión Europea, de China principalmente. Los tests rápidos de anticuerpos son una de las herramientas que tenemos ahora, en Junio 2020, para detectar la presencia del SARS-CoV-2 de una forma rápida y bastante eficaz. Que estos test podrán ser mucho más eficientes en un futuro: no me cabe la menor duda; que todavía desconocemos mucha información sobre la creación y la durabilidad de los anticuerpos en el organismo: seguro que sí; que hoy por hoy son eficaces, lo son. Los test de anticuerpos para el VIH de primera generación no eran muy eficientes en sus principios, pero sí eran eficaces y dudo mucho que cualquier persona que tuviera el mínimo riesgo de coger el SIDA soltara alegremente que “es una estupidez gastarse 30 o 40 euros en hacerse uno de estos test”, como he leído alguna vez. Como si son 400 euros por cada test, se me ocurren muchos otros gastos que llevarían ese adjetivo antes que la versión 1.0 de unas pruebas para detectar el rastro que deja un virus y una terrible enfermedad que se ha llevado a cientos de miles de personas y ha paralizado la actividad del planeta tierra. Muchos de los tratamientos contra el cáncer tampoco son, ni mucho menos, 100% eficientes y sin embargo son muy eficaces. Hoy por hoy estas son las herramientas que tenemos para detectar la presencia del coronavirus y desde Life Length ofrecemos unos test rápidos de anticuerpos con una sensibilidad del 98.6% y no como herramienta única, sino que tratamos de combinar un test serológico con una prueba PCR para lograr ser más eficientes a la vez que eficaces. Hay veces que después de un PCR positivo la prueba de anticuerpos sale negativa; en otras ocasiones después de claros síntomas de haber pasado la enfermedad, tampoco aparecen anticuerpos. Existen pacientes que pasan la enfermedad, desarrollan anticuerpos y estos desaparecen en un par de meses, incluso existe un pequeño porcentaje de infectados que no desarrollan inmunidad y hay casos donde en una misma familia unos presentan anticuerpos y otros no. Aún así, los test de anticuerpos siguen siendo eficaces. Quizás no sean todo lo eficientes que nos gustarían pero es lo que mejor que tenemos en este momento y como se suele decir, lo bueno es enemigo de lo perfecto. Como ha ocurrido recientemente en una empresa cárnica en Alemania, donde sus empleados no mantenían la distancia de seguridad y carecían de equipos de protección, la falta de prevención ha producido muchos contagios, una región entera en cuarentena y muchas posibles muertes, además del cierre permanente de la empresa. Muy usado es el dicho que nos advierte que “más vale prevenir que curar”, y no deseo a nadie que sufra en sus carnes (nunca mejor dicho) la confirmación de un rebrote en su negocio, pero algo así, sería terrible. Muchos de los servicios que recibimos casi todos los días suponen una relación física tan cercana al cliente que me pregunto si no sería conveniente hacer un seguimiento eficaz del estado de sus trabajadores en cuanto al COVID-19 se refiere. También sería deseable hacer pruebas a muchos de sus cliente Además de los profesionales sanitarios y de cualquier grupo de personas que trabaje codo a codo, los siguientes son profesionales que corren un claro riesgo de entrar en contacto con el virus: 1- Dentistas. 2- Fisioterapeutas, osteopatas, masajistas. 3- Clínicas de cirugía estética y tratamientos de belleza. 4- Hostelería: cocineros, camareros y casi todo el personal de hoteles, en general. 5- Profesionales del transporte de pasajeros: autobuses, taxis, Cabify, Uber, etc. 6- Asistentes de vuelo (azafatas y azafatos). 7- Cuidadores de mayores y de niños. 8- Empleados de servicio domésticos. 9- Peluquerías. 10- Profesionales del sexo. La lista se haría interminable si sumáramos todos los clientes y resto de personas que corren el riesgo de padecer los efectos del virus en primera o en tercera persona, como por ejemplo todo el entorno familiar y amistoso de un enfermo pulmonar crónico -EPOC- (hay casi 3 millones afectados en España) o cualquier otro grupo de enfermos de riesgo. ¿Qué me dicen de los turistas que vayan a entrar en nuestro país?, en especial aquellos que vengan de terceros países fuera de la UE. Etcétera, etcétera, etcétera. En realidad, todos deberíamos hacernos pruebas regularmente: fiables, eficaces y todo lo eficientes que sea posible por el momento. Eso se da por descontando. Fotografías: Markus Spiske, United Nations & Leio Mclaren. POR LA SEGURIDAD Y LA SALUD DE SUS SERES QUERIDOS, RESERVE YA SU PRUEBA. CITA ONLINE Life Length ofrece sus servicios de pruebas de COVID en Madrid con los mayores estándares de calidad del mercado, los 7 días de la semana y con entrega de informe de resultados en el mismo día, en el caso de las pruebas PCR. En inglés y en español. También nos adaptamos a las nuevas exigencias sanitarias para viajar al extranjero. Somos uno de los pocos laboratorios acreditados por la embajada de China para realizar pruebas de COVID y efectuar los trámites necesarios para viajar a China, por ejemplo. En nuestros laboratorios realizamos pruebas para detectar la presencia del

Leer más »

5 consejos esenciales para las vacaciones 2020

Son muchos los consejos que escuchamos sobre casi todo, casi cada día. Aconsejarles viajar este año dentro o fuera de nuestras fronteras, visitar la maravillosa playa o disfrutar del aire de la montaña, en un gran hotel o en una pequeña casa rural y hacerlo en coche o en avión, sería demasiado atrevido por mi parte. Prefiero dejar alguno de estos consejos para políticos y blogueros con más arrojo e intereses ocultos, pero sí me aventuraré a sugerir los siguientes consejos pre viaje y post COVID-19 por su seguridad física, mental y financiera también. Cuando uno sube a un avión por enésima vez y llega el momento de las instrucciones de seguridad, ¿suelen prestar atención a sus indicaciones? No sé si durante alguno de esos viajes habrán tenido un pensamiento morboso como el siguiente: «espero que no me tenga que arrepentir de no haber escuchado cómo abrochar el dichoso salvavidas», pero en estas vacaciones de verano 2020 tan especiales no les voy a pedir su atención como hacen los que piden auxilio sino que gritaré como el espabilado que sabía cómo conseguirla: ¡FUEGOOOOOOOOO! Señoras, señores, antes y durante sus vacaciones, por favor: 1. Infórmense antes de partir y no desconecten del todo. La información básica para viajar por España está en casi todas partes y es fácil de seguir, pero antes de hacer un tour por Europa o más lejos aún, hay una serie de preguntas elementales que deberíamos despejar siendo la primera de ellas si podemos (o no) entrar y salir del país en cuestión para hacer turismo. Las fronteras de los países de la Unión Europea y de la zona Schengen se están abriendo desde este lunes 15 de junio, pero no se puede viajar libremente a todos y cada uno de ellos. Hay algún que otro acuerdo bilateral y de reciprocidad y depende del país de origen y destino. Por si piensan salir de nuestro país en coche y hacer un viaje por Europa, la frontera franco-española abrirá el domingo 21 de Junio y la frontera hispano-portuguesa será transitable a partir del 1 de Julio. ¿Podremos entrar en este o aquel país sin estar sujetos a cuarentena, sin un pasaporte sanitario o un test negativo de COVID 19? Otra información necesaria sobre probables normas de salud y seguridad son el uso -y disfrute- del distanciamiento social, el uso obligatorio (o no) de mascarilla en lugares públicos, tener en cuenta el número de personas que se pueden reunir (aforo), las medidas de seguridad para el transporte público (de nuevo, uso de mascarilla, por ejemplo). Qué servicios están abiertos y cuáles tienen restricciones: museos, tiendas, lugares de culto, restaurantes, bares, cafés. ¿Serán o no accesibles las playas y las zonas turísticas? La Unión Europea ha creado una excelente página web que recopila toda esta información super útil para los turistas dentro del continente Europeo: Re-open EU. Viajar fuera de Europa es aún más complicado por el momento y aunque pueden recibir ayuda de profesionales del sector, estaría bien que investiguen por su cuenta sobre el país de destino, antes de nada. Australia, por ejemplo, parece que no piensa abrir sus fronteras hasta el año que viene. 2. Sean previsores, más que nunca. Preparar bien las vacaciones por adelantado es doblemente necesario este verano de 2020. No solo deberíamos reservar el transporte y la estancia con tiempo suficiente sino que sería conveniente reservar muchas de las actividades a realizar durante todas nuestras vacaciones. Es más común reservar una mesa para comidas y cenas, pero es posible que también necesitemos reservar mesa para bares, cafeterías, terrazas y discotecas; reservar hora para visitas turísticas, para hacer ciertas compras y disfrutar de ciertos servicios. Puede que hasta sea necesario reservar turnos para hacer senderismo, deporte, ir a la playa o a la piscina. 3. Flexibilidad y seguridad: por su salud y por su bolsillo. Este apartado tiene que ver con nuestra seguridad física y financiera. Me refiero a las posibles cancelaciones por cierres de fronteras o restricciones por rebrotes y, por supuesto, a todas las complicaciones que puedan aparecer por el camino. Este año existe una mayor posibilidad de que nos toque cancelar nuestro viaje en el último momento y, siendo prácticos, habría que buscar la mayor flexibilidad posible en nuestras reservas para poder cancelar el viaje y la estancia sin penalización alguna (o la menor posible). Si no fuera posible reservar con una posible cancelación de última hora, sería deseable contratar un buen seguro cancelación de viaje que cubra estas “nuevas contingencias” relacionadas con la pandemia, con estados de alarma o con posible cierre de fronteras. En cuanto a su salud, cuando visiten otro país de la Unión Europea deben recordar solicitar la tarjeta sanitaria Europea y para viajes fuera de la UE, un seguro de viaje internacional con buena cobertura médica. Este año no tenemos excusa para no hacerlo. Es muy importante protegerse. 4. Tener mucha paciencia y adaptarse al momento. Estoy convencido de que muchos de ustedes son más viajeros que turistas y que los imprevistos del camino son parte de esos alicientes que les empujan a seguir descubriendo el mundo, pero creo que este año estará lleno de sorpresas e inconvenientes de todo tipo, para aquellos que los disfrutan y para los que los evitan a toda costa. Todos hemos hecho el esfuerzo para adaptarnos a las nuevas circunstancias en nuestras casas, en nuestros trabajos y en el entorno social de nuestros pueblos y ciudades. Todos nos relacionamos con mucho más cuidado y con bastante precaución y fuera de casa, de viaje, habrá que tenerlo aún más en cuenta y haremos el esfuerzo por adaptarnos y también por disfrutar todo lo posible. Esperemos que todos los viajes de este año estén llenos de aventuras y anécdotas que podamos recordar con cariño dentro de un tiempo. Tengan mucha paciencia y buena letra. 5. Aeropuertos. Todos los consejos anteriores aplican con más intensidad aún al transporte aéreo: viajes en avión, aeropuertos y fronteras de los aeropuertos. Más información – para

Leer más »

Las 10 preguntas más comunes sobre la prueba PCR

A medida que salimos de la cuarentena y nos vamos poniendo en marcha por fases, casi todos coincidimos en esta fase de inseguridad y esperanza, dependiendo del momento. Muchos de ustedes siguen teniendo dudas y preguntas sobre la archiconocida y comentada “prueba PCR”, entre otros temas que iremos tratando. A continuación, respondemos a 10 de las preguntas que más interés han despertado durante las consultas de nuestros pacientes. 1. ¿Por qué se llama COVID-19? El nombre es un acrónimo de coronavirus disease 2019 (enfermedad por coronavirus 2019, en español). La OMS anunció el 11 de febrero de 2020 que COVID 19 sería el nombre oficial de la enfermedad. El virus que causa la enfermedad es el SARS-CoV-2, el coronavirus tipo 2 del síndrome respiratorio agudo grave, en inglés severe acute respiratory syndrome coronavirus 2. 2. ¿Qué es una prueba PCR y cómo se realiza? Es un test que detecta la presencia del material genético del virus SARS-CoV-2. Se trata de una prueba que replica el genoma del virus a través de la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, de sus siglas en inglés), un método que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno. La prueba PCR logra la detección del coronavirus (su ácido ribonucleico, ARN) de forma precoz en las primeras fases del proceso infeccioso, con independencia de que aún no haya síntomas o no los vaya a desarrollar, como en el caso de las personas asintomáticas. En la realización de esta prueba se necesita la recogida de una muestra de la porción nasal de la faringe -nasofaríngea- con un bastoncillo -hisopo- de rayón estéril y que se analizará posteriormente en el laboratorio. 3. ¿Cómo interpretar los resultados de un test PCR? La prueba PCR detecta el material genético del virus y resulta positiva en la primera fase de la enfermedad: desde la incubación hasta la desaparición de los síntomas. Si el resultado de la prueba PCR sale negativo podría haber dos escenarios: o bien no ha sido contagiado o ya lo ha superado, en cuyo caso, debería hacerse una prueba de anticuerpos para confirmarlo: ELISA o el test rápido de anticuerpos. 4. ¿Son fiables los resultados? El test que realizamos en Life Length tiene un 99.9% de fiabilidad. En nuestro laboratorio detectamos 3 regiones del ARN viral: proteína S (spike), proteína N (nucleocápside) y ORF1 ab. Otros laboratorios detectan 1 o 2 regiones del ARN viral por ahorrar tiempo o costes, siendo sus resultados mucho menos fiables. 5. ¿Cuánto tiempo se tarda en saber los resultados? Los resultados de su prueba PCR estarán listos en el mismo día* y les llegarán por correo electrónico, en español o en inglés (por si lo necesitan para viajar). Para hacer la prueba PCR se requieren unas condiciones especiales de seguridad biológica y de capacidad técnica por personal cualificado en análisis genético y conlleva unas 3 horas de trabajo, aproximadamente. *Para pruebas realizadas de lunes a viernes y de 8h -11h, los resultados se mandan a partir de las 16h; de 11h – 16h están disponibles a partir de las 21h; entre las 16h – 19h resultados al día siguiente a partir de las 11h. Fin de semana y festivos, resultados disponibles el mismo día a partir de las 21h. Salvo que, excepcionalmente, haya que repetir la muestra por resultado inconcluyente, en cuyo caso estaría al día siguiente a la misma hora siempre y cuando la muestra sea válida. 6. ¿Qué diferencia hay entre una prueba PCR y los tests serológicos, ELISA y test rápido de anticuerpos? La prueba PCR es capaz de detectar la presencia del virus, las pruebas de detección de anticuerpos no. La prueba ELISA y el test rápido de anticuerpos no detectan el virus sino la reacción inmune generada por nuestro organismo contra él, es decir, detectan los anticuerpos producidos contra el virus por el sistema inmune de la persona. Son una prueba indirecta de que la enfermedad está activa o ha sido pasada. 7. ¿Qué es el ARN? ARN son las siglas para ácido ribonucleico. Ácido nucleico que participa en la síntesis de las proteínas y realiza la función de mensajero de la información genética del ADN y que, a su vez, es el único material genético de ciertos virus (los virus ARN). 8. ¿Qué es una prueba serológica? La serología es el estudio que permite comprobar la presencia de anticuerpos en la sangre. Algunas de las enfermedades más conocidas que se detectan con la serología son el sarampión, la rubéola, el VIH, la hepatitis viral, la toxoplasmosis, etc. En Life Length tenemos dos pruebas serológicas o de anticuerpos: la prueba ELISA, con resultados disponibles en 24 horas y los test rápidos de anticuerpos, con resultados disponibles en tan solo 15 minutos. 9. ¿Debería combinar una prueba PCR con otra prueba serológica? Cuando una persona decide hacerse pruebas, sobre todo si es asintomática, lo aconsejable es hacer los dos tipos de pruebas, la prueba PCR y otra de serología, bien el test ELISA o el test rápido de anticuerpos. La combinación nos dirá en qué fase de la enfermedad estamos. En los primeros días desde el contagio, la prueba PCR será positiva y la serología podría ser negativa; más adelante será al revés: las serologías serán positivas y la prueba PCR, negativa. 10. ¿Cuánto cuesta y dónde hacer prueba PCR? El precio de la prueba PCR para particulares es de 110 euros por persona de lunes a viernes con un suplemento de 15 euros los fines de semana y festivos. El precio del test rápido de anticuerpos es de 25 euros por persona y el precio del test ELISA, 55 euros de luenes a viernes (+€5 fines de semana y festivos). Usted y su familia pueden hacerse las pruebas en Madrid, en nuestra oficina de la Calle Miguel Ángel número 11, en la segunda planta. Fotografías: Jules Bss, Anthony Tran, National Cancer Institute POR LA SEGURIDAD Y LA SALUD DE SUS SERES QUERIDOS, RESERVE YA SU PRUEBA. CITA ONLINE Life Length ofrece sus

Leer más »
¿QUIERES SABER MÁS?
Contacta con nosotros

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con info@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

Comunicamos a nuestra apreciada comunidad de clientes que hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestra clínica de General Martínez Campos.

Sin embargo, queremos asegurar a nuestros clientes que Life Length continuará brindando sus servicios patentados de medición telomérica y ensayos de HealthTAV®, HealthOX y HealthNAD+ en más de 35 países. Asimismo, seguiremos colaborando estrechamente con médicos y clínicas comprometidos con la medicina personalizada, longevidad y envejecimiento saludable.

Es un verdadero privilegio y honor haber tenido la oportunidad de servir y asistir a decenas de miles de clientes que depositaron su confianza en nuestra clínica desde el inicio de la pandemia. Les expresamos nuestro profundo agradecimiento.

Cualquier duda o consulta que tengan, no duden en escribirnos a info@lifelength.com. Estamos aquí para ayudarles en todo lo que necesiten.

Forma parte de nuestro equipo

Para más información o consulta, deje sus datos en este formulario.

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con oncologydiagnostics@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con clinica@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

Nuestras pruebas

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con contractresearch@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.