Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blog

COVID-19 y de vuelta al trabajo: 5 minutos en la mente de un valiente

El lunes de vuelta al trabajo, bueno, en fin, no es que no haya estado trabajando, de hecho, no he parado ni un minuto. ¡Qué gracioso esto del teletrabajo! Con la cosa de no tener que ponerse a punto, al final he acabado haciéndome un café rápido todas las puñeteras mañanas y una vez conectado, a ver quién es el listo que se toma dos horas para comer o se limita a trabajar sus ocho horitas. No he parado ni un momento, encima con la sensación de no llegar. Es como si tuviera miedo a que mi jefe pensara que me estoy tocando las narices y por eso mejor prevenir, ea, así ha sido: conectado y disponible catorce horas al día. Madre mía, por una parte estoy deseando volver a la oficina para salir de casa, pero tengo miedo. Algunos compañeros van a seguir con el trabajo remoto porque son personas de riesgo o porque tienen a gente mayor a su cargo, y no digo que no me parezca mal, lo entiendo perfectamente, pero claro: ¿y si me contagio y sin querer se lo paso a mis padres? ¿Es que no somos todos personas de riesgo, en definitiva? No sé muy bien qué haré, además, en la empresa no paran de decir que no es necesario hacernos pruebas a no ser que tengamos síntomas o que hayamos estado en contacto con contagiados. Qué surrealista suena todo esto, Walking Dead total. No sé yo muy bien si es legal mandarnos al trabajo sin un poco de conocimiento sobre dónde estamos cada uno. Vaya, ahora que lo pienso, y cómo lo vamos a hacer para ir a la cocina, ¿la habrán cerrado?; ¿y los baños? ¿haremos turnos o habrá personal limpiando todo el día? ¡Menuda castaña! Miedo me entra de pensar en subir en el ascensor, pero a ver quién es el guapo que sube y baja doce plantas cada día, y varias veces, porque digo yo que habrá que bajar a comer. Puff, y no quiero ni pensar en mi mujer, de vuelta al centro comercial, en mayúsculas ¡MADRE MIA! Será parecido a trabajar con material radioactivo: abre, limpia, enseña el muestrario, limpia cada cosa que toca el cliente, porque sólo habrá uno a la vez, menos mal. Cierra, limpia otra vez, cambio de muestrario, y así todo el día. Luego para cobrar, que se pongan guantes, que cobren, que se los quiten, que los desinfecten y los vuelvan a utilizar la próxima vez que cobren. ¿En serio? Esto les han dicho en el departamento de prevención. Si algún compañero lo hace todo bien en un día, que le den un premio, o que les hagan tests del COVID ya, por Dios. Su empresa tampoco lo ve necesario. Todo parece muy complicado, la verdad, bien podrían haber previsto antes el asunto de los tests, pero como el gobierno no lo ve necesario, ellos tampoco, lo típico. Me consta que hay empresas que se lo están haciendo a todos sus empleados. Bueno, en alguna que otra empresa es voluntario, o eso me dijo una amiga. ¿Quién narices no se haría las pruebas si se las ofrece la empresa? De verdad, la gente está muy mal, seguro que algún aprehensivo prefiere no hacerse la prueba con tal de que no le pinchen o no le metan un palito por la nariz. No sé cómo es posible que pudiendo, no lo hagan. Claro que también podríamos hacernos las pruebas por nuestra cuenta, sería cuestión de buscar un laboratorio bueno que los haga aquí, en Madrid. Que tenga buena reputación y que haga pruebas de fiar. Y digo yo, con tanto bulo y tanto engaño de tests fallidos de China, ¿cómo leches encuentro yo una empresa que haga tests fiables? Todavía no me puedo creer que se hayan gastado millones en cosas que no funcionan bien, es nuestra salud, por el amor de Dios. Eso es, ¿y si me pongo y los hacemos por nuestra cuenta? No creo que sea más de doscientos euros, pero claro, doscientos o ciento cincuenta, pero por cuatro, o por ocho, se lo podría regalar a mis padres y a mi hermana también. ¡Pobres míos!, ellos sí que tienen miedo. Hmmm, la cosa es que igual toca repetirlos de vez en cuando, si sale negativo. Ya sé, lo suyo es hacerse al menos los tests rápidos de anticuerpos, unos que leí que eran los más fiables de España. Serían la mejor opción, no creo que sean muy caros. Dicen que no son determinantes, pero con suerte uno de nosotros ya tiene los anticuerpos y podrá hacer vida más o menos normal. Con tanta información contradictoria uno ya no sabe, o mejor dicho, ¡qué leches! uno quiere saber: ¿lo hemos pasado o no? De verdad que lo quiero saber, no entiendo porque hasta Bill Gates hablaba al principio de hacer test masivos y ahora nada, se ha quedado en el olvido, nadie dice nada al respecto. Eso sí, para entrar en cualquier país extranjero nos van a pedir de todo. A ver quién es el listo que deja entrar en su país a un extranjero sin los papeles del COVID en regla, como siempre piden los Sheriffs en las pelis. Con todo lo que hemos pasado. Lo de no hacernos tests, ¿será por el dinero o por la logística?, ¿o porque creen que nos hemos contagiado tan pocos que no quieren ni intentarlo? Es como lo de las mascarillas, que si sí, que si no. Creo que no lo recomiendan una vez que deciden que no los van a suministrar, y al revés. Leí que Corea los hacía en parkings gigantes, la gente pasaba por allí, pinchazo y en quince minutos sabían el resultado. Mejor aún, este joven inversor que vive en Canadá pero que es de Sri Lanka, Chamath algo, ¿cómo se llamaba este chico? Un ex-ejecutivo de FaceBook, esto… bueno, ya me saldrá. Su teoría de las pulseras me encanta: pruebas a todo el mundo, en parkings, por

Leer más »

Verano 2020: burbujas sociales, grandes y pequeñas, pero seguras

Seguro que todos han leído sobre el pasaporte COVID, las burbujas regionales, los corredores turísticos y demás medidas que muchos países están tomando para abrir sus fronteras a una nueva normalidad. Es curioso comprobar cómo hemos pasado de luchar por un mundo sin fronteras a defender que nadie entre en nuestro país, en nuestra provincia, en nuestro pueblo o que no acerque al umbral de nuestra casa. Ahora todos pensamos en abrir nuestras fronteras y nuestros salones así, de repente, para vender nuestros productos, nuestro sol y buen hacer Made in Spain, pero todavía tenemos mucho miedo. El gobierno busca crear un corredor turístico con Baleares y Canarias para estimular la llegada de viajeros alemanes, países como Australia y Nueva Zelanda están negociando crear un corredor trans-tasmanio para que sus habitantes puedan viajar de un país a otro sin controles sanitarios ni restricción alguna, poco a poco los gobiernos buscan cómo abrir su economía este verano de forma muy escalonada y con ciertas garantías. La garantía de que vengan y vayan turistas sin el COVID-19 o que ya estén inmunizados es haciendo pruebas y más pruebas. Como estamos haciendo todos nosotros, a pequeña escala: compartir nuestro espacio vital y las recetas aprendidas durante el confinamiento con ciertas garantías. Leí una maravillosa reflexión sobre el miedo en un libro muy recomendable para estos tiempos que corren, Guerra Mundial Z, de Max Brooks, hijo del reconocido director Mel Brooks: La única regla que entendí alguna vez, la aprendí de un profesor de historia en Wharton, no de uno de economía. “El miedo,” decía, “el miedo es el producto más valiosos de todo el universo.” Eso me cambió la vida. “Sólo enciende la televisión,” decía él. “¿Qué ves? ¿Gente vendiéndote productos? No. Esa gente está vendiéndote el miedo de tener que vivir sin sus productos.” El maldito loco tenía razón. Miedo de envejecer, miedo a estar solo, miedo a la pobreza, miedo a fracasar. El miedo es la emoción más simple que tenemos. El miedo es primitivo. El miedo vende. Ese era mi lema: “El miedo vende.” En este caso, el miedo al contagio es lo que nos han vendido durante más de dos meses y ahora, de repente, nos venden -y vendemos- todo lo contrario: salgamos todos a rescatar la economía comprando, consumiendo y viajando. Pero el miedo sigue ahí, vivo y muy coleando, por nuestra supervivencia evita que salgamos a comprar más de lo absolutamente necesario, que vayamos a un restaurante donde vemos demasiada gente o alguien tosiendo, que pensemos en viajar, menos aún en avión, que queramos hospedarnos en un hotel grande o que incluso tengamos miedo de ver a ese amigo o familiar que ha pasado la COVID 19. Por supuesto que hay personas mucho menos aprensivas, pero el miedo también es bueno y necesario, en una dosis adecuada. En la evolución de nuestra especie, los que no tuvieron nada de miedo no sobrevivieron para contarlo, por ser demasiado arriesgados, y aquellos que tuvieron demasiado miedo no pudieron avanzar ni adaptarse a los nuevos retos que iban surgiendo. Al fin y al cabo, estamos aquí por aquellos que sobrevivieron para contarlo y usted, probablemente, quiere seguir siendo uno de ellos. Planificando nuestras «vacaciones COVID» y como intentan muchos países, todos buscamos nuestra pequeña burbuja para disfrutar de este verano: nuestra familia y amigos, nuestro municipio, nuestra provincia, nuestro país, como hiciera Nueva Zelanda con sus ya famosas burbujas sociales donde sus habitantes iban ampliando su círculo social poco a poco y con mucho cuidado. Una casa rural en vez de un gran hotel, viajes en coche en vez un viaje en avión o en barco, etc. Parece que cuanto más pequeña sea esa burbuja, diez, cien o mil personas, menos miedo tendremos, pero el problema es que el virus sigue ahí, a la vuelta de la esquina, en una tienda o en un supermercado, tanto en un bar como en un avión, en un centro comercial o en la playa, por eso deberíamos crear pequeñas burbujas, pero lo más seguras posibles haciéndonos las pruebas del COVID-19, como empezó a hacer la aerolínea Emirates, la primera en hacer test rápidos a todos sus pasajeros desde mediados de Abril. ¿Cómo podría uno dejar de tener miedo, ese miedo que nos cuesta tanto quitarnos del cuerpo? Miedo no ya por nosotros sino por el posible contagio a todas las personas de riesgo de nuestra pequeña burbuja social. Es evidente que podemos prevenir siguiendo las reglas que todos conocemos tan bien, el uso de mascarillas, mucha higiene, distancia social, etc, pero también necesitamos hacernos pruebas para saber dónde estamos en cada momento respecto al coronavirus ¿Nos hemos contagiado ya?, ¿somos inmunes?, ya que no hay peor enfermedad que una enfermedad imaginaria. No saber da más miedo aún. Es absolutamente esencial tener acceso a pruebas y métodos de diagnóstico de COVID-19 lo más fiables y eficaces que sea posible. Nuestro laboratorio realiza y distribuye los tres métodos de detección del virus y sus anticuerpos con la más alta fiabilidad. Tanto la prueba PCR, que en nuestro laboratorio tiene una eficacia del 99,9% al detectar 3 regiones del ARN viral, como las pruebas de detección de anticuerpos: ELISA. Desde Life Length también nos sentimos orgullosos de poder ofrecer los mejores y más eficaces tests rápidos de detección de anticuerpos (IgG e IgM) del mercado español, con una especificidad y sensibilidad de 98,6% y 99,6% respectivamente, como indica un estudio con la colaboración de la Universidad de Yale. Fotografía de David Vilches

Leer más »

Métodos de detección de COVID-19

Desde diciembre del 2019, y debido al brote que surgió en Wuhan (China) del COVID-19,  ya es una realidad que nos ha cambiado a todos la vida tal y como la conocíamos. La Organización Mundial de la Salud (OMS), describe los síntomas más habituales de la COVID-19 como fiebre, tos seca y cansancio. Pero como todos sabemos existe una larga lista de otros síntomas menos frecuentes, pero igual de inespecíficos. La sintomatología en general suele ser leve inicialmente y aumenta de forma gradual. Aunque 1 de cada 5 personas acaba con problemas respiratorios graves, hay un alto porcentaje de los infectados que sólo presenta síntomas levísimos y la tasa de recuperación es alta y ronda el 80%. Sin embargo, probablemente el factor principal que ha llevado a este virus a ser el protagonista de nuestro día a día es su alta infectividad. Por esta razón todas las estrategias de control nacionales incluyen un ambicioso plan de diagnóstico. En esta coyuntura, resulta básico el acceso a pruebas y métodos de diagnóstico de COVID-19 lo más fiables y eficaces posible. Life Length ha transformado su actividad de forma radical, y ahora realiza y distribuye los 3 métodos de detección del virus y sus anticuerpos:   1. Detección de ARN viral: Prueba PCR. Se trata de una prueba basada en la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, de sus siglas en inglés), un método que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno.  La prueba PCR es capaz de detectar el virus (su ARN) de forma precoz en las primeras fases del proceso infeccioso. En este caso, en Life Length detectamos 3 regiones del ARN viral: proteína S (spike), proteína N (nucleocápside) y ORF1 ab, lo que hace de nuestro test un test con una eficacia del 99%. En la realización de esta prueba se necesita la recogida de una muestra nasofaríngea y orofaríngea con un hisopado que se analizará en laboratorio posteriormente.  La PCR requiere de un estudio y trabajo de al menos dos horas, llevado a cabo por personas cualificadas por lo que no da resultados inmediatos.   2. Pruebas de detección de anticuerpos: test rápidos y ELISA. Estas pruebas detectan los anticuerpos producidos contra el virus por el sistema inmune del paciente. Por lo tanto, se requiere una muestra de sangre. Es importante recalcar que estas pruebas, al contrario que las anteriores, no detectan el virus sino la reacción inmune generada por nuestro organismo contra él. Existen 2 versiones: Test rápidos: Se basan en una inmunocromatografía en papel, en la que se encuentran unas proteínas denominadas inmunoglobulinas, capaces de detectar y unirse a los anticuerpos presentes en la muestra que previamente se han unido a unas “proteínas específicas” del virus marcadas con un cromóforo, permitiendo así su visualización directa. Desde Life Length, nos enorgullecemos de poder ofrecer los mejores y más eficaces test de detección de anticuerpos (IgG e IgM) del mercado español, según indica un estudio con la colaboración de la Universidad de Yale, con una especificidad y sensibilidad de 98,6% y 99,6% respectivamente. Estos test tienen unas claras ventajas: sólo se necesitan unas gotas de sangre, el resultado se obtiene en 15 minutos y suelen resultar más económicos. ELISA: Se trata de una prueba cuantitativa, es decir, indica la cantidad de inmunoglobulinas (anticuerpos) en sangre que se tiene contra el virus. Requiere de una extracción de sangre mayor y de más tiempo para obtener un resultado debido a su procesamiento en laboratorio. En Life Length, además, estamos realizando la prueba más completa, que detecta 3 tipos de anticuerpos IgA, IgM e IgG, mediante antígenos de la proteína S (spike) y N (nucleocápside) para mejorar la sensibilidad, especificidad y robustez del diagnóstico. Desde Life Length seguimos trabajando para ofrecer nuestros servicios de pruebas COVID-19 bajo los máximos estándares de calidad. Si desea, realizarse alguna de las pruebas con nosotros puede hacerlo en nuestra web www.citacovid.com. Si tiene cualquier duda o consulta, póngase en contacto en el siguiente mail: pruebascovid@lifelength.com   Imagen tomada de la web de Biomodel.

Leer más »

COVID-19 DIAGNOSIS METHODS

The COVID-19 outbreak in Wuhan (China) in December 2019 and the quick spread of the virus has  changed the daily lives and needs of all of us. The World Health Organization (WHO) describes the most common symptoms of COVID-19 as fever, dry cough and tiredness. But as we all know, there is a long list of other less frequent, but just as nonspecific symptoms. Symptoms in general are usually mild and increase gradually. A high percentage of those infected only have very mild symptoms and although 1 in 5 people end up with serious respiratory problems, the recovery rate is high, around 80%. The high infection rate is something that differentiates this virus from many others. For this reason, all national control strategies include an ambitious diagnostic plan and therefore, access to COVID-19 tests and diagnostic methods that are reliable and effective at detecting the virus  is essential. Life Length has radically transformed its activity, and is now able to perform and distributes the 3 methods for detecting the virus and its antibodies:   1. Detection of viral RNA: PCR test. A test based on Polymerase Chain Reaction (PCR), and a method that allows detecting a fragment of the genetic material of a pathogen. The PCR test is capable of detecting the virus (its RNA)quickly in the early stages of the infection process. In Life Length we detect 3 regions of the viral RNA: protein S (spike), protein N (nucleocapsid) and ORF1 ab, which makes our test one of the best with a reliability of 99%. In order to carry out this test, we need to collect a nasopharyngeal sample with a swab that is later analysed in our laboratory. The PCR requires a study and work of at least two hours, carried out by qualified personnel and therefore, the results might be deliverred the same day, depending on the time of the sample extraction.   2. Antibody detection tests: and ELISA. These tests detect antibodies produced against the virus by the patient’s immune system. Therefore, a blood sample is required. It is important to emphasize that these tests, unlike the previous ones, do not detect the virus but the immune reaction generated by our body against it. There are two different versions of antibody tests: Rapid tests: They are based on a paper immunochromatography, in which proteins called immunoglobulins , capable of detecting and binding to the antibodies present in the sample, which have previously been bound to some «specific proteins» of the virus marked with a chromophore, allowing thus its direct visualization. In Life Length, we are proud of being able to offer the best and most effective antibody detection tests (IgG and IgM) on the Spanish market, according to a study of Yale University, with a specificity and sensitivity of 98.6 % and 99.6% respectively. These tests have clear advantages: only a few drops of blood are needed, the results are obtained in 15 minutes and are usually very affordable. ELISA: is a quantitative test that indicates the amount of immunoglobulins (antibodies) in the blood that one has produced against the virus. It requires more blood to be extracted than for the rapid tests and more time to obtain the results due to its laboratory processing. At Life Length, we are also carrying out this most complete test, which detects 3 types of antibodies: IgA, IgM and IgG, incorporating protein S (spike) and N (nucleocapsid) antigens to improve the sensitivity, specificity and robustness of the diagnosis. At Life Length, we continue to offer our COVID-19 testing services under the highest quality standards. If you have any questions or inquiries, or want to perform any of the tests with us, please contact us at the following email: pruebascovid@lifelength.com. https://www.hcmarbella.com/en/tecnicas-para-un-diagnostico-de-certe Image from HC Marbella.

Leer más »

¿Son las hembras más longevas que los machos?

La comunidad científica lleva años haciéndose una pregunta que tiene difícil respuesta: ¿Son acaso las hembras más longevas que los machos? La respuesta, tras los estudios realizados por Xirocostas et. al (2020) y otros es un claro “depende”. Si se analiza nuestra propia especie, en el ser humano, sí que parece haber una correlación aparente entre ser mujer y una mayor longevidad. Esto ocurre de forma genérica en países más y menos desarrollados, a veces con un margen de hasta 10 años de diferencia en la esperanza de vida. Los hombres tienen mayor mortalidad en general en todos los tramos de edad, pero hay ciertos rangos en los que la diferencia es especialmente aparente. Por ejemplo, en Estados Unidos entre los 15 y los 24 años, se ha observado que los hombres son 3 veces más propensos a morir que las mujeres, en gran parte debido a que presentan conductas más temerarias que derivan en mayor número de accidentes e incidentes mortales.  Estos datos podrían llevar a concluir que los hombres están socioculturalmente condicionados a correr más riesgos. Sin embargo, si obviamos los factores ambientales que pueden influir en el desarrollo conductual y observamos los datos de individuos en momentos previos o inmediatamente posteriores al nacimiento, se observa que sigue existiendo un mayor riesgo de muerte prematura en niños que en niñas. Por lo que se puede deducir que existen factores biológicos que determinan una mayor longevidad en mujeres. Entre los estudios dedicados a este tema se han barajado diferentes hipótesis como un funcionamiento inmunitario femenino más activo, el efecto protector del estrógeno, los efectos compensatorios del segundo cromosoma X o la influencia del estrés oxidativo en el envejecimiento. Ninguno ha resultado concluyente. En paralelo, se ha investigado la influencia de la longitud telomérica y la diferenciación de acortamiento telomérico entre sexos. Entre estos estudios, encontramos los resultados publicados recientemente por Life Length. En éste se analizan las distintas variables que pueden tener efecto sobre la longitud telomérica (y por tanto sobre la longevidad) y las diferencias sexuales en esa longitud entre hombres y mujeres. Nuestros resultados concluyen que las mujeres de media tienen telómeros más largos que los hombres de la misma edad. Sin embargo, la ratio de acortamiento telomérico muestra resultados paralelos. Estas conclusiones son consistentes con otros estudios previos que muestran el desgaste de los telómeros con la edad y una diferencia de género en esta tendencia. Aunque los factores clave para la diferencia de sexo no se comprenden del todo y claramente se necesitan más estudios para establecer si hay diferencias de género en la dinámica de longitud telomérica. En el reino animal las diferencias en la longevidad parecen estar mucho más claramente unidas a tener el par de cromosomas sexual homogamético (mismo tipo de cromosoma). No todas las especies expresan el mismo género en individuos homogaméticos. En los mamíferos, es la hembra la que tiene el par de cromosomas sexuales iguales (por ejemplo, en humanos XX), mientras que, en el caso de las aves (ZZ) u otros organismos como las mariposas, son los machos los que tienen el par de cromosomas sexuales del mismo tipo. El estudio de Xirocostas et. al (2020) concluye que el sexo homogamético vive un 17,6% más que los individuos heterogaméticos (cromosomas sexuales de diferente tipo) y que hay diferencias sustanciales de media en la esperanza de vida; si es el macho el individuo heterogamético, el sexo homogamético vive un 20,9% más, y si es la hembra el individuo heterogamético, el individuo homogamético vive un 7,1% más. En definitiva, todo apunta a que el género homogamético confiere cierta resistencia y longevidad al individuo, aunque aún queda mucho camino por delante para vislumbrar si existen más factores biológicos determinantes, sin olvidarnos de la importancia y efecto que tienen los factores socioculturales y ambientales.  

Leer más »

Ayuno intermitente y envejecimiento celular

En los últimos años se han realizado estudios que indican que reducir y concentrar las comidas en intervalos de tiempo bien definidos, presenta beneficios, contra el envejecimiento celular,  cardiovasculares, neurológicos, funcionales y oncológicos. Por ello, un enfoque dietético alternativo en auge es el llamado ayuno intermitente. Este tipo de herramienta nutricional pretende establecer una restricción calórica en la alimentación, limitando la ingesta energética procedente de la dieta, lo que desencadena una serie de procesos metabólicos que contribuyen a reducir la inflamación, el colesterol, la presión sanguínea y ayudan a disminuir el estrés oxidativo y prolongar la vida útil ralentizando el envejecimiento celular. Pero ¿Cómo nos afecta metabólicamente esta restricción calórica? La respuesta podría estar relacionada con la activación de una serie de mecanismos propios para la obtención de la energía celular. Esta clase de mecanismos se relacionan con la acción de las Sirtuinas, un tipo de enzimas NAD+ dependientes pertenecientes a la familia de las deacetilasas. Estas enzimas participan en el metabolismo celular y en la función de numerosas proteínas mitocondriales, regulando la expresión de ciertos genes. Su origen proviene de Silent mating type Information Regulation two (regulador silente de información 2) o Sir2; un gen de longevidad hallado en el interior de la levadura de la cerveza, la cual, pese a su naturaleza unicelular, es capaz de envejecer. En 1997 los profesores del MIT David Sinclair y Lenny Guarente, descubrieron que la activación principal del mismo gen bastaba para suprimir la inestabilidad del ADN y aumentar así la longevidad de la levadura. En los mamíferos, el Sir2 se conoce como SIRT1, y desempeña diversos papeles en la regulación de la proliferación celular, la diferenciación, la respuesta al estrés, la homeostasis energética, y, de manera indirecta, en el envejecimiento y el cáncer. El hecho de que el NAD+ sea un cofactor importante en las reacciones metabólicas y la cadena de transporte energético, hace que estas sirtuinas actúen como detectores del estrés, dirigiéndose no solo a las histonas en el núcleo, sino también a otras proteínas en el citoplasma y las mitocondrias Se conocen al menos siete proteínas de la familia de las sirtuinas (Sirt1-7) pero Sirt-1 y Sirt-3 se encuentran entre las más relacionadas con la mejora de parámetros de salud y longevidad: La activación de Sirt-1 juega un papel en la homeostasis energética, modificando la transcripción según el estado nutricional. Se ha encontrado que, durante dietas de restricción calórica, los niveles de Sirt-1 se incrementan, regulando el gasto metabólico e inhibiendo los procesos de apoptosis. A su vez, regula de manera negativa la acción del gen de la telomerasa (hTERT) y promueve el arresto celular y reparación del DNA, lo que incrementa indirectamente la longevidad. También parece promover acciones antiinflamatorias y una mejora metabólica global en situaciones de obesidad e intolerancia a la glucosa, y funciona como un regulador positivo de la secreción pancreática de insulina. Por otra parte, la sirtuina mitocondrial 3 (Sirt3) se ocupa de mediar el aumento de la demanda energética durante la restricción calórica para aumentar la producción equivalente de energía. Es la encargada de desacetilar, y de este modo activar, a enzimas mitocondriales relacionadas con la β oxidación de los ácidos grasos, el metabolismo de los aminoácidos, la cadena de transporte de electrones y las defensas antioxidantes. De este modo, el efecto de la Sirt3 ocasiona cierta resistencia contra las especies reactivas de oxígeno (ROS), disminuyendo la cantidad de radicales libres y previniendo déficits mitocondriales asociados con el envejecimiento y la neurodegeneración. Por lo tanto, parece ser que la base fisiológica del ayuno intermitente como consecuencia de la expresión de SIRT1 está vinculada de una manera indirecta a la longevidad y tiempo de vida, siendo más efectiva su repercusión en la protección contra las enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como la diabetes, el cáncer y la neurodegeneración, debiendo tener en cuenta, que las consecuencias de la restricción calórica dependen de las características genéticas individuales.

Leer más »

Telomerasa y terapia génica

La telomerasa es una enzima que participa activamente en el alargamiento de los telómeros de los cromosomas al recuperar, en parte, el ADN que se destruye en cada división celular. En su normal funcionamiento, deja de ser tan eficaz alargando los telómeros después de varias divisiones celulares, lo que lleva a la célula a una apoptosis natural. Esta enzima cobra gran relevancia en enfermedades como el cáncer, donde su actividad anormal es un indicativo del comienzo de un proceso tumoral, al encontrarse muy expresada en la mayoría de células cancerígenas. En consecuencia, se están realizando estudios de terapia génica para vislumbrar qué ocurre al modificar la expresión de esta enzima. Por un lado, en el desarrollo de terapías contra el cáncer, se están probando distintas maneras de inhibir la actividad de la telomerasa para inducir apoptosis de forma selectiva en las células cancerígenas y así destruir el tumor desde dentro de las células. Además, se ha visto que la telomerasa interviene en el desarrollo de otras enfermedades como la fibrosis pulmonar idiopática (FPI) o la disqueratosis congénita (DC), en las cuales tener unos telómeros cortos afecta a tejidos y órganos como el hígado o el pulmón. Para tratar estas enfermedades, activar la expresión de la telomerasa podría suponer una mejora en el individuo enfermo. En un estudio de 2018, por ejemplo, se consiguió reactivar mediante terapia génica en ratones el gen de la telomerasa durante unas pocas divisiones celulares, ejerciendo de esta forma la molécula la elongación de los telómeros y reduciéndose los riesgos asociados a su activación (como sería una aceleración de la oncogénesis). Estos podrían suponer los primeros pasos para tratar algunas enfermedades derivadas del acortamiento de los telómeros, así como para poder aplicar terapias antienvejecimiento, dado que la actividad de la telomerasa está directamente implicada en la longevidad del individuo. De hecho, ya hay evidencias de los beneficios que pueden tener en esta área algunas terapias antienvejecimiento, como se ha podido observar en un estudio en ratones envejecidos con una deficiencia en la telomerasa, donde se revertía la degeneración del tejido al reactivar la actividad de la enzima. En definitiva, la terapia génica empleada a nivel de regulación de los telómeros y de la telomerasa está comenzando a presentar resultados positivos que podrían tener un futuro prometedor en el tratamiento de ciertas enfermedades, así como en terapias antienvejecimiento.

Leer más »

Longitud telomérica y nutrición

Ya sabemos que la longitud de nuestros telómeros es un excelente biomarcador de la capacidad de renovación de nuestros tejidos y por consiguiente nos indica también nuestro nivel de envejecimiento. Pero, ¿Cómo podemos cuidar nuestros telómeros? Y ¿Qué medidas podemos tomar para preservarlos? ¿Cómo nos influye la nutrición? A continuación, podrás encontrar algunas de las recomendaciones alimenticias que te pueden ayudar a mantener tus telómeros en el mejor estado posible. Un reciente estudio publicado por un grupo de investigación del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN); el cuál ha consistido en una revisión bibliográfica de estudios de la literatura científica (59 estudios observacionales y 11 ensayos clínicos) que valoran la relación entre el consumo de diferentes alimentos, nutrientes o dietas con la longitud telomérica; ha concluido que una alimentación basada en alimentos ricos en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios está asociada a una mayor longitud telomérica. Algunos de los alimentos que contienen un elevado contenido de estos compuestos y están asociados a telómeros más largos son, por ejemplo, las frutas, las verduras, los frutos secos o las legumbres. Sin embargo, consumir una dieta con un alto índice inflamatorio y estrés oxidativo, como puede ser una que consista en grasas saturadas, alcohol, bebidas azucaradas y un elevado consumo de carne procesada está relacionado con un mayor acortamiento telomérico. A continuación, puedes ver algunos compuestos cuyo consumo es beneficioso para mantener tus telómeros: Ácidos grasos Omega-3 Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes inducidas por estos compuestos pueden reducir el acortamiento telomérico, ya que disminuyen el daño oxidativo del ADN. Algunos de los alimentos ricos en este compuesto son los pescados y mariscos, algunos frutos secos como las nueces y los aceites de soja. Polifenoles Estos compuestos encontrados en alimentos como el té verde, el aceite de oliva, el vino tinto o los cereales integrales son antioxidantes y antiinflamatorios y presentan un beneficio directo sobre los telómeros, como fue demostrado en un estudio en el que ratones fueron suministrados una dieta enriquecida con polifenoles de semilla de uva. Vitaminas Vitamina A – Presente en zanahoria, albaricoques, boniatos o calabazas como provitamina A, tiene un papel importante en la respuesta inmunitaria. Vitamina B9 / Ácido fólico – Implicada en el sistema inmunitario y en la integridad del ADN y su metilación, lo que influye en los telómeros. Puedes consumirla en verduras de hoja verde (espinacas o rúcula), brócoli o legumbres (judías y garbanzos). Vitamina C – Se encuentra en alimentos como Naranjas, kiwis, arándanos, moras, frambuesas, granadas, perejil o pimiento rojo, y dispone de la capacidad de eliminar sustancias reactivas de oxígeno. Vitamina D – Un artículo científico publicado en 2017 en el “Journal of Nutrition” concluyó que aquellos individuos con valores bajos de esta vitamina tenían una longitud telomérica inferior a aquellos cuyos niveles eran adecuados. Es encontrada en alimentos como pescados azules y grasos (salmón, atún o sardina) hongos, lácteos o aguacates, pero la principal fuente de esta vitamina es la exposición a la luz solar Zinc y magnesio Estos dos elementos están relacionados con telómeros más largos, ya que son dos compuestos clave para mantener la estabilidad del ADN. Puedes consumirlos en cacao, frutos secos o semillas de distintos vegetales.

Leer más »

De la teoría a la práctica en el análisis de datos

A medida que se acercan las etapas finales de diferentes estudios, se hace necesario procesar todos los datos que hemos reunido para extraer tanta información de los estudios como sea posible. Una de las posibles definiciones del análisis de datos es describirla como la ciencia, aunque podría ser más parecido a un arte viendo cuanto depende del analista, de convertir una cantidad de datos difícil de manejar en algo que sea pequeño y útil. Sin embargo, en la versatilidad de esta descripción se encuentra uno de sus mayores obstáculos, ya que “útil” es una palabra demasiado versátil. La misma descripción plantea la siguiente pregunta: ¿Qué es útil? Claramente, todo depende de la meta, del problema que necesita ser resuelto. No hay dos problemas iguales, a veces un simple promedio puede cumplir con este criterio de utilidad, por ejemplo, si el problema que se resuelve es obtener una visión general muy mínima de los datos. En la mayoría de los casos eso no es suficiente, ya que nadie necesita un analista de datos para calcular un promedio. A medida que el problema se vuelve más complejo también lo hacen las herramientas necesarias para manejarlo por lo que se requiere más procesamiento para convertir esta complejidad en una unidad “pequeña y útil”. En un escenario ideal, el objetivo se definiría claramente desde el principio y se sabría de inmediato qué tipo de análisis se desea. Desafortunadamente, el mundo es de todo menos ideal; irónicamente, es extremadamente común que la única forma de tener un objetivo claramente definido es haber realizado un análisis previo de los datos. En un escenario más realista, el objetivo es impreciso porque no hay suficiente información previa para limitarlo, por lo que se convierte en parte del análisis determinar qué preguntas podrían responder estos datos. Por lo general, esto implica realizar exploraciones iniciales junto con un experto en ese campo, que pueda dar significado y valor a la información recopilada y así ayudar al analista a comprender y, de alguna manera, traducir este conocimiento al análisis. Una vez que este proceso inicial de garantizar que los analistas puedan comprender lo más a fondo posible los datos con los que trabajarán, será cuando comience el verdadero análisis. Dado que el análisis de datos es un proceso iterativo, el objetivo de cada paso no es responder de inmediato al problema planteado al comienzo, sino adquirir más información reduciendo en el proceso las preguntas que estos resultados iniciales pueden responder, mientras se da cuenta cómo de bien se están resolviendo estas preguntas. Esta información permitirá una mejor toma de decisiones durante el análisis, y el conocimiento adquirido hará que el problema sea resuelto lentamente (o rápidamente, en casos afortunados). Con suficiente iteración, el problema en sí mismo se irá definiendo progresivamente con mayor claridad y, por lo tanto, puede comenzar el proceso de resolución real, con el beneficio adicional de haber adquirido mucha información sobre los datos que se estudian en esta fase inicial, lo que puede abrir nuevas posibilidades interesantes. En general, el proceso es similar al intento de llegar a un destino a través de una tierra inexplorada: el camino a seguir es desconocido y el destino es vago. Pero cada intento de lograrlo revela más de la disposición de la tierra, de más puntos de referencia y de nuevas rutas que facilitan la planificación del próximo intento. Por supuesto, esto no significa que el viaje sea simple. Hay que tomar muchas decisiones a lo largo del camino y, si bien es relativamente sencillo detenerse y buscar errores cuando es obvio que algo no funciona como se esperaba; se necesita mucha más disciplina para mirar un resultado positivo, o tal vez solo prometedor, y detenerse a encontrar lo que podría hacer que no fuera válido. Sin embargo, a pesar de los desafíos, el análisis de datos puede ser la piedra angular de un gran proyecto si se hace correctamente. Miles de horas de trabajo pueden culminar en una pepita de información comprimida que contenga la solución a la pregunta que generó todo este esfuerzo. Pequeño y útil, de hecho.   Escrito por: Luis Fernández, Analista de Datos en Life Length

Leer más »

Telómeros e infertilidad idiopática

En nuestro blog de ONCOCHECK ya hemos tratado uno de los mayores problemas a los que actualmente se enfrenta la sociedad: la infertilidad. Teniendo en cuenta el grado de envejecimiento de la población, este problema lleva consigo consecuencias no solo a nivel sanitario, sino económico y social. La infertilidad masculina supone el 30% de los casos de infertilidad. El 86 % de estos casos son debidos a la oligospermia (baja cantidad de espermatozoides en el eyaculado), cuyo origen molecular es aún desconocido. Esto supone un elevado porcentaje de infertilidad idiopática, que engloba aquellos casos de infertilidad cuya causa es desconocida. (Balmon and Varela, 2018).   Telómeros y fertilidad masculina Existen mecanismos moleculares implicados en la correcta funcionalidad de las células germinales, que a su vez se relacionan con la estabilidad telomérica. Los telómeros son esenciales para la fertilidad masculina, ya que son la primera región del genoma del espermatozoide en responder a la señal del óvulo para la formación del pronúcleo durante la fecundación. Los telómeros juegan también un papel esencial en la meiosis, donde la concordancia en la longitud telomérica entre cromosomas homólogos resulta imprescindible para la sinapsis, recombinación homóloga y segregación. (Thilagavathi, 2013). La menor longitud telomérica de los cromosomas presentes en las células espermáticas se relaciona con una menor tasa de fertilización y un empobrecimiento en el desarrollo embrionario, reduciendo así la fertilidad. También se han encontrado un mayor porcentaje de aneuploidías y fragmentación de DNA en espermatozoides con telómeros cortos. Todos estos datos se relacionan con un descenso en la capacidad de fecundación. (Santa Rocca et al., 2018). Esto resulta de especial interés para el desarrollo de tecnologías de reproducción asistida (ART), donde la selección de aquellos espermatozoides con mejor longitud telomérica contribuiría a maximizar el éxito de estas técnicas. (Balmon and Varela, 2018).   Infertilidad y estrés oxidativo Existe una condición conocida como Infertilidad masculina por estrés oxidativo (siglas MOSI, del inglés Male Oxidative Stress Infertility) que afecta a 37 millones de hombres que padecen infertilidad idiopática. (Agarwal et al., 2019). El estrés oxidativo (OS) resulta de un desequilibrio en la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) y la capacidad de los antioxidantes de neutralizar su producción en las células (Agarwal et al., 2017). El estrés oxidativo tiene un efecto deletéreo sobre los parámetros de calidad del semen, como son la concentración y motilidad de los espermatozoides. Además, produce fragmentación de DNA y erosión de los telómeros, contribuyendo así a la inestabilidad cromosómica. (Agarwal et al., 2019) Por estas razones los telómeros se presentan como un biomarcador de gran utilidad para poder conocer más sobre las causas de la infertilidad idiopática, así como una nueva herramienta que permita evaluar la calidad del esperma y mejorar los resultados en reproducción asistida (Zhao et al., 2016). Nuestras tecnologías de alta precisión permiten medir los telómeros en el ADN cromosómico de los espermatozoides. Nuestro test TAT, basado en la tecnología HT Q-FISH, lleva a cabo estas mediciones directamente desde una muestra de esperma o sobre células aisladas, obteniendo mediciones individuales de las longitudes teloméricas. Otras técnicas de medición llevadas a cabo en nuestro laboratorio incluyen TRF y Q-PCR.

Leer más »

Células madre, IPSCS y el papel de los telómeros

Durante muchos años se ha estudiado y establecido una fuerte relación entre las células madres y los telómeros. Las células madre son conocidas por tener unas capacidades elevadas de proliferación concomitante con telómeros largos y actividad de telomerasa, que son esenciales para mantener la capacidad regenerativa de los tejidos. La expresión de la telomerasa está restringida en las células humanas, por lo que los telómeros se van acortando a lo largo de nuestra vida, proporcionando un mecanismo que limita la proliferación celular. Junto con el proceso de envejecimiento, se produce una reducción de la capacidad regenerativa de varios tejidos, lo que también significa una disminución de la funcionalidad de las células madre y en la reserva de los telómeros. Se sabe que la funcionalidad de las células madre limita la homeostasis de los órganos, restringiendo la longevidad del organismo.   CÉLULAS MADRE Y TELÓMEROS Las células madre son células indiferenciadas que tienen la capacidad de diferenciarse en tipos de células especializadas. Hay dos tipos: Las células madres adultas, que se encuentran en diferentes tejidos y son multipotentes, es decir, que su potencial de diferenciación está limitado por el tejido de origen y las células madre embrionarias, derivadas de embriones que son pluripotentes, es decir, que su potencial de diferenciación no está limitado y pueden dar lugar a todos los tipos de células que componen el cuerpo. En las células especializadas, la actividad de la telomerasa generalmente disminuye después del nacimiento, por lo que la longitud de los telómeros se acorta gradualmente con las divisiones celulares y desencadena la senescencia celular. Pero en las células madre la telomerasa permanece activa y mantiene la longitud del telómero y la inmortalidad celular. La telomerasa puede prevenir la pérdida de longitud de los telómeros durante la replicación del ADN y la senescencia celular en las células madre. Se ha demostrado que la telomerasa controla la homeostasis de los tejidos y la supervivencia del organismo, lo que sugiere que la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros puede afectar directamente la capacidad de las células madre para regenerar tejidos. Además, la actividad de la telomerasa y el mantenimiento de los telómeros también están asociados con la inmortalidad de las células cancerosas, células de la línea germinal y células madre embrionarias. Es más, el cáncer y el envejecimiento, dos procesos biológicos en los que se ha implicado el papel de la telomerasa, se reconocen cada vez más como enfermedades de las células madre. El cáncer a menudo puede originarse como una transformación de células madre normales, y el envejecimiento se ha asociado con una disminución progresiva en el número y/o funcionalidad de ciertas células madre.   CELULAS MADRE PLURIPOTENTES INDUCIDAS Y TELOMEROS Las células madre pluripotentes inducidas (IPSC) son células diferenciadas que pueden reprogramarse a un estado embrionario mediante la transferencia de contenido nucleares a los ovocitos o mediante fusión con células madre embrionarias. Durante la reprogramación de estas células, se produce la activación de la telomerasa y la extensión de la longitud de los telómeros. El papel fundamental que desempeña la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros en la generación y funcionalidad de las IPSCs, destaca la importancia de la biología de los telómeros en este campo. El análisis de los telómeros podría ser muy útil en estudios in vitro e in vivo relacionados con la calidad de los productos derivados de células y para evaluar con precisión el potencial de diferenciación de las células madre y de las IPSCs en proyectos de I+D.

Leer más »

Telomeropatías

Es ampliamente conocido en la comunidad científica que los telómeros críticamente cortos a menudo están involucrados en enfermedades relacionadas con la edad. Las telomeropatías son afecciones hereditarias causadas por defectos genéticos en la maquinaria de mantenimiento de los telómeros. Es decir, estas patologías están causadas directamente por el acortamiento inusual de los telómeros, producto de alteraciones en los genes involucrados en el cuidado de los telómeros. Se los puede encontrar denominados «telomeropatías», «trastornos de los telómeros» o «síndromes de los telómeros» y están reconocidos como trastornos del espectro de mantenimiento de los telómeros deteriorados. La edad de inicio es altamente variable, afectando tanto a niños como a adultos. Aun así, hay algunos rasgos comunes que trataremos de exponer a continuación. Los síntomas de estos trastornos son extensos, pero en su mayoría estos trastornos incluyen: Fallo de la médula ósea (incapacidad de la médula ósea para producir suficientes células sanguíneas) lo que da a lugar a enfermedades hematológicas Enfermedad pulmonar Enfermedad hepática Anormalidades en la piel y mucosidades, principalmente una pigmentación anormal de la piel Enfermedad gastrointestinal, como ganancia insuficiente de peso o diarrea sanguinolenta Predisposición al cáncer En la edad adulta, el síndrome de los telómeros más común es la fibrosis pulmonar idiopática (FPI). La FPI se caracteriza por la disfunción y el fallo progresivo de la función pulmonar. Otras manifestaciones del mantenimiento deteriorado de telómero en adultos incluyen enfermedades como la cirrosis hepática familiar, anemia aplásica o leucemia mielógena aguda (LMA) esporádica. A veces, la presentación clínica y los síntomas ocurren simultáneamente; lo que indica que el acortamiento de los telómeros se produce en todo el cuerpo, incluso en pacientes que muestran fallo de un solo órgano. En otras palabras, la causa subyacente común es el mantenimiento deteriorado de los telómeros, por lo que puede ser apropiado considerarlos un trastorno del espectro clínico único. La disqueratosis congénita (DC) fue el primer trastorno relacionado con el daño en el mantenimiento de los telómeros. Las personas con DC presentan insuficiencia orgánica y trastornos sanguíneos y se caracterizan por hallazgos anormales en la boca, la piel y las uñas. La DC se superpone significativamente en patología y causa genética con el síndrome de Hoyeraal-Hreidersson (HHS), el síndrome de Coats Plus y el síndrome de Revesz, que son formas graves de telomeropatías. Además de los trastornos clásicamente asociados mencionados anteriormente, se ha notificado una serie de enfermedades, no asociadas típicamente a la biología de los telómeros, que son causadas por fallos en las proteínas de reparación del ADN que contribuyen a la preservación de los telómeros. Nos referimos a estas como telomeropatías periféricas o secundarias porque no se conoce si la disfunción de los telómeros en ese contexto es la causa o sólo uno de los efectos de las enfermedades. Hoy en día, la única terapia paliativa para algunos de esos síndromes es el trasplante de tejido u órganos por parte de un donante sano y compatible. En el futuro, puede que sea posible realizar un trasplante autólogo de células madre después del alargamiento in vitro de los telómeros. En resumen, los trastornos del espectro de mantenimiento de los telómeros presentan una variedad de síntomas compartidos y la edad de aparición es muy variable. Curiosamente, estos trastornos comparten mecanismos moleculares subyacentes similares que conducen a un acortamiento prematuro de los telómeros, lo que da lugar a un espectro de enfermedades que sólo han podido ser conocidas recientemente. Aunque ya se sabe mucho sobre la biología de las telomeropatías, aún quedan muchas preguntas importantes sin respuesta. En el futuro se espera el descubrimiento de nuevas correlaciones entre síndromes humanos y trastornos de los telómeros.

Leer más »
¿QUIERES SABER MÁS?
Contacta con nosotros

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con info@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

Comunicamos a nuestra apreciada comunidad de clientes que hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestra clínica de General Martínez Campos.

Sin embargo, queremos asegurar a nuestros clientes que Life Length continuará brindando sus servicios patentados de medición telomérica y ensayos de HealthTAV®, HealthOX y HealthNAD+ en más de 35 países. Asimismo, seguiremos colaborando estrechamente con médicos y clínicas comprometidos con la medicina personalizada, longevidad y envejecimiento saludable.

Es un verdadero privilegio y honor haber tenido la oportunidad de servir y asistir a decenas de miles de clientes que depositaron su confianza en nuestra clínica desde el inicio de la pandemia. Les expresamos nuestro profundo agradecimiento.

Cualquier duda o consulta que tengan, no duden en escribirnos a info@lifelength.com. Estamos aquí para ayudarles en todo lo que necesiten.

Forma parte de nuestro equipo

Para más información o consulta, deje sus datos en este formulario.

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con oncologydiagnostics@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con clinica@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.

Nuestras pruebas

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Para más información o consulta póngase en contacto con contractresearch@lifelength.com o deje sus datos en este formulario.