10 profesiones de riesgo: más test rápidos y menos lamentos

25 junio 2020 Deja tu comentario

Mucho se ha escrito sobre la eficacia de hacer -o no- tests masivos para detectar el coronavirus. Antes de pronunciarme es importante matizar la diferencia entre eficiencia y eficacia. Un test eficiente cumpliría su función a la perfección y un test eficaz sería bueno para determinada función, en este caso para detectar el mayor número posible de personas que han estado en contacto con el virus. La fiabilidad, es decir, realizar test cuyos resultados inspiren confianza y seguridad, es de obligado cumplimiento, por supuesto. Un test rápido de anticuerpos que no asegura una sensibilidad de al menos un 90% no es de recibo hoy en día, es más un fraude que otra cosa y no se debería permitir su comercialización. Como todos hemos leído por activa y por pasiva, la mayoría de los test rápidos que no son ni fiables, ni eficaces y menos aún eficientes, provienen de fuera de la Unión Europea, de China principalmente.

Los tests rápidos de anticuerpos son una de las herramientas que tenemos ahora, en Junio 2020, para detectar la presencia del SARS-CoV-2 de una forma rápida y bastante eficaz. Que estos test podrán ser mucho más eficientes en un futuro: no me cabe la menor duda; que todavía desconocemos mucha información sobre la creación y la durabilidad de los anticuerpos en el organismo: seguro que sí; que hoy por hoy son eficaces, lo son.

Los test de anticuerpos para el VIH de primera generación no eran muy eficientes en sus principios, pero sí eran eficaces y dudo mucho que cualquier persona que tuviera el mínimo riesgo de coger el SIDA soltara alegremente que “es una estupidez gastarse 30 o 40 euros en hacerse uno de estos test”, como he leído alguna vez. Como si son 400 euros por cada test, se me ocurren muchos otros gastos que llevarían ese adjetivo antes que la versión 1.0 de unas pruebas para detectar el rastro que deja un virus y una terrible enfermedad que se ha llevado a cientos de miles de personas y ha paralizado la actividad del planeta tierra. Muchos de los tratamientos contra el cáncer tampoco son, ni mucho menos, 100% eficientes y sin embargo son muy eficaces. Hoy por hoy estas son las herramientas que tenemos para detectar la presencia del coronavirus y desde Life Length ofrecemos unos test rápidos de anticuerpos con una sensibilidad del 98.6% y no como herramienta única, sino que tratamos de combinar un test serológico con una prueba PCR para lograr ser más eficientes a la vez que eficaces.

Hay veces que después de un PCR positivo la prueba de anticuerpos sale negativa; en otras ocasiones después de claros síntomas de haber pasado la enfermedad, tampoco aparecen anticuerpos. Existen pacientes que pasan la enfermedad, desarrollan anticuerpos y estos desaparecen en un par de meses, incluso existe un pequeño porcentaje de infectados que no desarrollan inmunidad y hay casos donde en una misma familia unos presentan anticuerpos y otros no. Aún así, los test de anticuerpos siguen siendo eficaces. Quizás no sean todo lo eficientes que nos gustarían pero es lo que mejor que tenemos en este momento y como se suele decir, lo bueno es enemigo de lo perfecto.

Como ha ocurrido recientemente en una empresa cárnica en Alemania, donde sus empleados no mantenían la distancia de seguridad y carecían de equipos de protección, la falta de prevención ha producido muchos contagios, una región entera en cuarentena y muchas posibles muertes, además del cierre permanente de la empresa. Muy usado es el dicho que nos advierte que “más vale prevenir que curar”, y no deseo a nadie que sufra en sus carnes (nunca mejor dicho) la confirmación de un rebrote en su negocio, pero algo así, sería terrible.

Muchos de los servicios que recibimos casi todos los días suponen una relación física tan cercana al cliente que me pregunto si no sería conveniente hacer un seguimiento eficaz del estado de sus trabajadores en cuanto al COVID-19 se refiere. También sería deseable hacer pruebas a muchos de sus cliente

Además de los profesionales sanitarios y de cualquier grupo de personas que trabaje codo a codo, los siguientes son profesionales que corren un claro riesgo de entrar en contacto con el virus:

1- Dentistas.
2- Fisioterapeutas, osteopatas, masajistas.
3- Clínicas de cirugía estética y tratamientos de belleza.
4- Hostelería: cocineros, camareros y casi todo el personal de hoteles, en general.
5- Profesionales del transporte de pasajeros: autobuses, taxis, Cabify, Uber, etc.
6- Asistentes de vuelo (azafatas y azafatos).
7- Cuidadores de mayores y de niños.
8- Empleados de servicio domésticos.
9- Peluquerías.
10- Profesionales del sexo.

La lista se haría interminable si sumáramos todos los clientes y resto de personas que corren el riesgo de padecer los efectos del virus en primera o en tercera persona, como por ejemplo todo el entorno familiar y amistoso de un enfermo pulmonar crónico -EPOC- (hay casi 3 millones afectados en España) o cualquier otro grupo de enfermos de riesgo. ¿Qué me dicen de los turistas que vayan a entrar en nuestro país?, en especial aquellos que vengan de terceros países fuera de la UE. Etcétera, etcétera, etcétera.

En realidad, todos deberíamos hacernos pruebas regularmente: fiables, eficaces y todo lo eficientes que sea posible por el momento. Eso se da por descontando.

Fotografías: Markus Spiske, United Nations & Leio Mclaren.

POR LA SEGURIDAD Y LA SALUD DE SUS SERES QUERIDOS, RESERVE YA SU PRUEBA.

Desde el comienzo de la pandemia del COVID-19, el laboratorio Life Length ha proporcionado sus servicios de análisis clínicos y pruebas exhaustivas para ayudar a hacer frente a la crisis sanitaria en España. Estamos trabajando para hospitales, residencias y entidades corporativas y hemos contribuido al correcto diagnóstico de miles de personas y pacientes.

En nuestro laboratorio realizamos pruebas PCR para detectar casos positivos con una fiabilidad del 99.9%, junto con las pruebas más completas de serología, las pruebas ELISA. También ofrecemos el mejor test rápido para la detección de anticuerpos IgM e IgG contra el virus SARS-CoV-2, con una sensibilidad y especificidad del 98.6% y 99.6% respectivamente.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *