El sistema inmunitario o inmune es un conjunto de células, tejidos y órganos cuya función principal es proteger protegernos de agentes infecciosos. Gracias a él nuestro organismo combate enfermedades que se producen cuando las células infecciosas se reproducen en nuestro cuerpo.  

El sistema inmunitario va evolucionando a lo largo de la vida de las personas y tiende a deteriorarse con la vejez. Resulta evidente que un niño aguanta mejor un resfriado que su abuela, ya que presenta síntomas más leves y se recupera de manera mucho más rápida. Sin embargo, la pérdida de eficacia del sistema inmune se refleja también en otros aspectos que pueden parecer menos obvios. Por ejemplo, las vacunas se vuelven menos eficaces, ya que la reacción de nuestro cuerpo frente a ellas es menos rápida e intensa. Además, con el avance de la edad incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes, que son el resultado del ataque por parte de nuestro sistema inmune a células que están sanas. Pero también se puede dar el caso contrario, que el sistema inmune se vuelva incapaz de detectar células corruptas o imperfectas, elevando el riesgo de padecer cáncer. 

Pero ni la vejez es el fin ni la juventud la panacea, por eso en Life Length te enseñamos 6 maneras de fortalecer tu sistema inmune: 

 

1. Lleva una buena alimentación

Sí, la alimentación es uno de los pilares del correcto funcionamiento de nuestro organismo a nivel general. También desempeña un papel capital para el sistema inmune concretamente, que es el que nos concierne en este blog.  Por un lado, una dieta pobre en calorías (por debajo de 1200 kcal diarias) puede disminuir la función inmunológica. Por otro lado, las dietas altas en grasa hacen que nuestro sistema inmune pierda efectividad. Pero no todo se resume en grasas y calorías, también hay que tener compuestos y vitaminas como la C (diferentes frutas como la naranja, el pomelo o las fresas) o la E (nueces, espinacas o aceite de girasol, entre otros). Mantener una dieta equilibrada le permite a nuestro sistema inmunitario actuar de manera óptima. 

 

2. Consume probióticos de manera responsable

¿Qué son los famosos probióticos? Se trata de microorganismos cuyo consumo puede favorecer el correcto funcionamiento de nuestros sistemas digestivo e inmune. Sí, por sorprendente que parezca, hay que ingerirlos vivos. Estos microbios ayudan al sistema inmune disputando los nutrientes con otros organismos nocivos, impidiendo que células malignas se adhieran a las paredes intestinal y excitando el sistema inmunitario para que se mantenga más activo. La manera de incorporar probióticos a nuestra dieta es consumiendo yogures y otros fermentados cuyas células sobrevivan en nuestro organismo. No obstante, también es posible introducirlos en nuestro cuerpo en forma de pastillas.

 

3. Libérate del estrés y la ansiedad

En Life Length no nos cansamos de hablar de la importancia de la salud mental como uno de los pilares de la salud y el bienestar en general. El estrés crónico mantiene deprimido nuestro sistema inmunológico y, por tanto, nos hace vulnerables frente a agentes infecciosos. Por tanto, llevar a cabo actividades que nos desestresen como la meditación, el ejercicio o cualquier actividad que nos permita liberar estrés mantendrá nuestras defensas en guardia. 

 

4. Realizar actividad física moderada

Como ocurre con todo, tanto el exceso como el defecto de algo es perjudicial. Llevar a cabo ejercicio moderado de forma aeróbica refuerza el sistema inmunitario, manteniéndolo estimulado.  Esto se debe a que la sangre circula a mayor velocidad por el cuerpo, permitiendo que las células que viajan por ella identifiquen y actúen más rápidamente a células nocivas. Además, el ligero aumento de las temperaturas durante la práctica deportiva impide a algunos patógenos reproducirse. Y no podemos olvidar que realizar actividades físicas ayuda a liberar estrés que, como ya hemos visto, resulta perjudicial para nuestro sistema inmunológico. 

 

5. Evita el aire contaminado

Las grandes ciudades desarrolladas se encuentran masificadas, por ellas circulan miles de medios de transporte con emisiones contaminantes, fábricas y hogares que forman verdaderos nidos de residuos líquidos, sólidos y gaseosos. Los que más afectan a la salud de las personas que habitan estos núcleos de población son los que se encuentran en estado gaseoso. Este tipo de contaminación favorece la aparición de diversas enfermedades respiratorias, cardiovasculares, de infertilidad e incluso psicológicas. Cuando de manera prolongada nuestro organismo se expone ante el aire contaminado, nuestras células pueden perder su capacidad reactiva ante el entorno, haciéndonos vulnerables frente a los compuestos nocivos ante los que estamos habitualmente expuestos. Así que trata de viajar, de escapar de las grandes ciudades y evita en la medida de lo posible el aire contaminado 

 

6. Disfruta de un descanso de calidad

Descansar es la actividad que menos esfuerzo cuesta y mejores resultados le proporciona a nuestro sistema inmune. Carecer de un sueño de calidad impide que nuestro cuerpo regenere las lesiones que sufre diariamente, mantiene el sistema inmune deprimido y encima nos hace más susceptibles al estrés, con todo lo que conlleva. Así que, si eres de esos a los que se les va la hora para irse a dormir, solo tienes que ponerte dos alarmas: la de despertarte y la de irte a dormir. 

Teniendo en cuenta estos 6 factores, tu sistema inmunitario debería ser una fortaleza inexpugnable. No te aseguramos que sea la panacea contra el resfriado que pilla toda la oficina, pero estamos seguros de que te va a ayudar a sufrirlo menos y durante menos tiempo. 

 

Enlaces:  

https://www.clinicasanfelipe.com/articulos/fortalecer-tu-sistema-inmunologico-siguiendo-estas-recomendaciones#:~:text=Alimentos%20que%20fortalecen%20el%20sistema%20inmune&text=Consumir%20alimentos%20ricos%20en%20vitamina,para%20nuestro%20sistema%20de%20defensas. 

https://www.arkopharma.com/es-ES/como-reforzar-tu-sistema-inmunologico-de-forma-natural 

https://www.salud.mapfre.es/cuerpo-y-mente/habitos-saludables/como-fortalecer-nuestro-sistema-inmunologico/ 

https://www.lavanguardia.com/comer/tendencias/20200311/474044798763/comidas-alimentos-inmunes-enfermedades-defensas.html 

https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=the-immune-system-90-P04768 

https://medlineplus.gov/spanish/immunesystemanddisorders.html 

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/004008.htm 

https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/publicaciones/soporteNutricional/pdf/cap_01.pdf 

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/dieta-alimentacion/nutricion-familiar/san005000wr.html 

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-inmunonutricion-probioticos-prebioticos-simbioticos-X0212047X11247515