COVID-19 y de vuelta al trabajo: 5 minutos en la mente de un valiente

5 junio 2020 1 Comentario

El lunes de vuelta al trabajo, bueno, en fin, no es que no haya estado trabajando, de hecho, no he parado ni un minuto. ¡Qué gracioso esto del teletrabajo! Con la cosa de no tener que ponerse a punto, al final he acabado haciéndome un café rápido todas las puñeteras mañanas y una vez conectado, a ver quién es el listo que se toma dos horas para comer o se limita a trabajar sus ocho horitas. No he parado ni un momento, encima con la sensación de no llegar. Es como si tuviera miedo a que mi jefe pensara que me estoy tocando las narices y por eso mejor prevenir, ea, así ha sido: conectado y disponible catorce horas al día. Madre mía, por una parte estoy deseando volver a la oficina para salir de casa, pero tengo miedo. Algunos compañeros van a seguir con el trabajo remoto porque son personas de riesgo o porque tienen a gente mayor a su cargo, y no digo que no me parezca mal, lo entiendo perfectamente, pero claro: ¿y si me contagio y sin querer se lo paso a mis padres? ¿Es que no somos todos personas de riesgo, en definitiva?

No sé muy bien qué haré, además, en la empresa no paran de decir que no es necesario hacernos pruebas a no ser que tengamos síntomas o que hayamos estado en contacto con contagiados. Qué surrealista suena todo esto, Walking Dead total. No sé yo muy bien si es legal mandarnos al trabajo sin un poco de conocimiento sobre dónde estamos cada uno. Vaya, ahora que lo pienso, y cómo lo vamos a hacer para ir a la cocina, ¿la habrán cerrado?; ¿y los baños? ¿haremos turnos o habrá personal limpiando todo el día? ¡Menuda castaña! Miedo me entra de pensar en subir en el ascensor, pero a ver quién es el guapo que sube y baja doce plantas cada día, y varias veces, porque digo yo que habrá que bajar a comer. Puff, y no quiero ni pensar en mi mujer, de vuelta al centro comercial, en mayúsculas ¡MADRE MIA! Será parecido a trabajar con material radioactivo: abre, limpia, enseña el muestrario, limpia cada cosa que toca el cliente, porque sólo habrá uno a la vez, menos mal. Cierra, limpia otra vez, cambio de muestrario, y así todo el día. Luego para cobrar, que se pongan guantes, que cobren, que se los quiten, que los desinfecten y los vuelvan a utilizar la próxima vez que cobren. ¿En serio? Esto les han dicho en el departamento de prevención. Si algún compañero lo hace todo bien en un día, que le den un premio, o que les hagan tests del COVID ya, por Dios. Su empresa tampoco lo ve necesario.

Todo parece muy complicado, la verdad, bien podrían haber previsto antes el asunto de los tests, pero como el gobierno no lo ve necesario, ellos tampoco, lo típico. Me consta que hay empresas que se lo están haciendo a todos sus empleados. Bueno, en alguna que otra empresa es voluntario, o eso me dijo una amiga. ¿Quién narices no se haría las pruebas si se las ofrece la empresa? De verdad, la gente está muy mal, seguro que algún aprehensivo prefiere no hacerse la prueba con tal de que no le pinchen o no le metan un palito por la nariz. No sé cómo es posible que pudiendo, no lo hagan. Claro que también podríamos hacernos las pruebas por nuestra cuenta, sería cuestión de buscar un laboratorio bueno que los haga aquí, en Madrid. Que tenga buena reputación y que haga pruebas de fiar. Y digo yo, con tanto bulo y tanto engaño de tests fallidos de China, ¿cómo leches encuentro yo una empresa que haga tests fiables? Todavía no me puedo creer que se hayan gastado millones en cosas que no funcionan bien, es nuestra salud, por el amor de Dios. Eso es, ¿y si me pongo y los hacemos por nuestra cuenta? No creo que sea más de doscientos euros, pero claro, doscientos o ciento cincuenta, pero por cuatro, o por ocho, se lo podría regalar a mis padres y a mi hermana también. ¡Pobres míos!, ellos sí que tienen miedo. Hmmm, la cosa es que igual toca repetirlos de vez en cuando, si sale negativo. Ya sé, lo suyo es hacerse al menos los tests rápidos de anticuerpos, unos que leí que eran los más fiables de España. Serían la mejor opción, no creo que sean muy caros. Dicen que no son determinantes, pero con suerte uno de nosotros ya tiene los anticuerpos y podrá hacer vida más o menos normal.

Con tanta información contradictoria uno ya no sabe, o mejor dicho, ¡qué leches! uno quiere saber: ¿lo hemos pasado o no? De verdad que lo quiero saber, no entiendo porque hasta Bill Gates hablaba al principio de hacer test masivos y ahora nada, se ha quedado en el olvido, nadie dice nada al respecto. Eso sí, para entrar en cualquier país extranjero nos van a pedir de todo. A ver quién es el listo que deja entrar en su país a un extranjero sin los papeles del COVID en regla, como siempre piden los Sheriffs en las pelis. Con todo lo que hemos pasado. Lo de no hacernos tests, ¿será por el dinero o por la logística?, ¿o porque creen que nos hemos contagiado tan pocos que no quieren ni intentarlo? Es como lo de las mascarillas, que si sí, que si no. Creo que no lo recomiendan una vez que deciden que no los van a suministrar, y al revés. Leí que Corea los hacía en parkings gigantes, la gente pasaba por allí, pinchazo y en quince minutos sabían el resultado. Mejor aún, este joven inversor que vive en Canadá pero que es de Sri Lanka, Chamath algo, ¿cómo se llamaba este chico? Un ex-ejecutivo de FaceBook, esto… bueno, ya me saldrá. Su teoría de las pulseras me encanta: pruebas a todo el mundo, en parkings, por ejemplo, aunque en las ciudades se podría hacer de otra manera. Que sale positivo: pulsera roja y a casa, en cuarentena y aislamiento. Que sale negativo: pulsera azul, siga haciendo usted su vida en la fase correspondiente pero sin desfasar, jeje, bueno, y vuelva dentro de dos semanas a hacerse la prueba de nuevo. Si sale que tiene anticuerpos: pulsera verde y ¡mi enhorabuena!, por decir algo. Interesante el tipo este, siempre va un paso por delante, un señor moderno, práctico y multimillonario, me encanta cómo funciona su mente. Se lo ha currado muchísimo, nació y creció pobre de solemnidad. ¿Porqué no tendremos políticos como él?, bueno, pensándolo bien, ¿qué persona con cierta luz mental y seguridad personal querría meterse en ese fregado? Supongo que buenos políticos los habrá, pero qué difícil lo tienen para destacar o, peor aún, para hacer las cosas como querrían o cómo deberían ser hechas. ¡Qué pena!, o no, no sé, quisiera pensar que los que mandan, lo hacen lo mejor que pueden, pero cuando empiezan con el juego de agresiones e hipocresías solo veo unas pequeñas marionetas, inseguras y, en el fondo, todos ellos indefensos sin más armas que el ¡y tú más! de toda la vida. En fin, a lo tuyo, amigo mío: ¿Cómo te las vas a apañar para ir el lunes a la oficina sin morirte de miedo?

Texto: Nacho López
Foto: Smartworks Coworking

Desde el comienzo de la pandemia del COVID-19, el laboratorio Life Length ha proporcionado sus servicios de análisis clínicos y pruebas exhaustivas para ayudar a hacer frente a la crisis sanitaria en España. Estamos trabajando para hospitales, residencias y entidades corporativas y hemos contribuido al correcto diagnóstico de miles de personas y pacientes.

En nuestro laboratorio realizamos pruebas PCR para detectar casos positivos con una fiabilidad del 99.9%, junto con las pruebas más completas de serología, las pruebas ELISA. También ofrecemos el mejor test rápido para la detección de anticuerpos IgM e IgG contra el virus SARS-CoV-2, con una sensibilidad y especificidad del 98.6% y 99.6% respectivamente.

 

Facebook
Twitter

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *