Aceptar

El impacto de la contaminación del aire en nuestra salud y telómeros

25 septiembre 2019 Deja tu comentario

La contaminación del aire es un problema cada vez mayor que afecta a todos los países del mundo y se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud (WHO en sus siglas en ingles). Aunque las estadísticas muestran que las regiones y ciudades con una población cuya renta es baja-media y las ciudades de rápido crecimiento en los países en desarrollo son los que sufren una mayor exposición; algunos de los países más desarrollados, incluyendo Estados Unidos, han visto como sus niveles de contaminación del aire superan los límites en los últimos años. Por ejemplo, el informe “El Estado del Aire” de la Asociación Americana de Pulmón de 2019 indica que la calidad del aire en muchos de los países empeoró en los últimos años y el número de personas viviendo en países en que la calidad del aire era insalubre ha crecido hasta cerca de 141,1 millones.

 

Tanto en el caso de la contaminación de las ciudades, como en el humo dentro de las casas, la contaminación del aire es uno de las mayores amenazas para nuestra salud. El efecto combinado de la contaminación del exterior y el interior de las casas se cobra alrededor de 7 millones de muertes prematuras cada año, la mayoría como resultado de la alta mortalidad del cáncer del pulmón, graves infecciones respiratorias, enfermedades crónicas de obstrucción pulmonar y enfermedades cardiovasculares. Además, un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Hasselt también apunta la posibilidad de la contaminación como la causa de un acelerado envejecimiento a nivel celular. Esto es debido a que la exposición a sustancias contaminantes afecta potencialmente a dos marcadores de edad: las mutaciones en el ADN mitocondrial y la longitud telomérica. No obstante, los resultados obtenidos no fueron tan definitorios y, aunque los hallazgos sugieren que la contaminación pudiera tener un impacto en los marcadores moleculares del envejecimiento, se necesita una investigación más exhaustiva para definir los mecanismos y los efectos biológicos.

 

Aunque se necesitan estudios complementarios para asentar el impacto de la contaminación del aire en los telómeros, se ha llegado a conclusiones alarmantes tras estudios que investigaban el impacto de la exposición prenatal a la contaminación del aire. Los descubrimientos de un estudio de 2017 publicado in JAMA Pediatrics, indicaban que los recién nacidos cuyas madres fueron expuestas a mayores niveles de una particular contaminación tenían una longitud telomérica significativamente menor (casi en un 8,8%) que aquellos cuyas madres habían tenido una menor exposición. Dado el hecho que la longitud telomérica al nacer está relacionada con la esperanza media de vida, la relación entre la exposición a contaminación aérea prenatal y la longitud telomérica al nacer puede llevar a nuevos descubrimientos de la influencia medioambiental en la biología celular.

 

Volviendo a 2016, la OMS ya alertó sobre los niveles de contaminación del aire exterior, los cuales habían crecido un 8% en los últimos cinco años y los niveles han continuado creciendo hasta el momento actual. La tendencia de incremento de la contaminación del aire cada año, ha llevado a que tenga lugar la Conferencia Global de la Contaminación del Aire y la Salud en Ginebra en 2018. Con cerca de 900 asistentes, tuvieron lugar numerosas e interesantes discusiones y propuestas sobre cómo reducir la contaminación del aire. La conferencia tuvo un gran éxito y dio lugar a más de 70 comités para atacar el problema de la contaminación del aire.

 

Debido a la relación ampliamente establecida entre el acortamiento de los telómeros y diferentes patologías, muchos pacientes están interesados en encontrar maneras de alargar (o enlentecer el acortamiento) de sus telómeros. La mayoría de las terapias en este ámbito se centran en la dieta, el control del estrés y el ejercicio. Sin embargo, como hemos visto, existen numerosos estudios que también respaldan una fuerte asociación entre el acortamiento telomérico y la contaminación del aire. Sigue acciones simples para reducir diariamente la contaminación del aire y únete al esfuerzo global: salva el planeta y tus telómeros.

Facebook
Twitter
Google+
https://lifelength.com/es/el-impacto-de-la-contaminacion-del-aire-en-nuestra-salud-y-telomeros/">
LINKEDIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *