Secuelas COVID

2 agosto 2021 Deja tu comentario

Mucho se ha hablado estos meses de la COVID, sus síntomas, cómo evitar contagiarnos y las pruebas que podemos realizarnos en caso de tener dudas de un posible contagio o simplemente para poder viajar.

Pero lo que es todavía más desconocido son todas las secuelas que puede provocar esta enfermedad a corto y largo plazo, en especial secuelas en el largo plazo que empiezan a verse ahora. 

Estas secuelas no se presentan igual en todo el mundo y pueden estar relacionadas con el nivel de afección por COVID que haya tenido el paciente.

En pacientes que han estado largo tiempo en la UCI hospitalizados e intubados se pueden dar problemas de fibrosis pulmonar, es decir, un daño permanente en el pulmón que impide el intercambio gaseoso en esa zona. Además, en estas personas son comunes las secuelas cardiovasculares y los trombos.

 

También puede darse otra serie de secuelas:

 

Secuelas neurológicas:

Las más comunes son anosmias (pérdida del olfato, en muchos casos perdura meses después de la enfermedad), cefaleas que afectan al 40-60% de los infectados y que en algunos pacientes se hacen crónicas y mialgias (dolor muscular).

Otras secuelas neurológicas menos frecuentes, pero más graves, son las crisis epilépticas, los déficits neurológicos e incluso ictus o enfermedades como los síndromes de Guillain-Barré o de Miller Fisher.

 

Secuelas dermatológicas:

En ocasiones, producto del fenómeno inflamatorio se dan hiperreactividades que se ven en forma de urticaria en la piel, así como un tipo de caída de pelo conocida como efluvio telógeno.

 

Secuelas respiratorias:

La secuela más común es la disnea, que se refiere a la sensación de falta de aire que mantienen algunos pacientes tras pasar la enfermedad.

En muchas ocasiones esta disnea es provocada por déficit en la fuerza muscular, pero en otros se ve acusada por neumonías bilaterales muy extensas. En los casos más graves estas pueden también ocasionar fibrosis pulmonar.

 

Secuelas cardiovasculares:

Este ha sido uno de los problemas que más ha preocupado en el coronavirus al presentarse miocarditis o incluso muerte súbita en algunos pacientes. Aquí también entrarían los problemas de trombos derivados de una prolongada hospitalización.

A medio-largo plazo aún se desconocen los efectos que puede tener esta enfermedad sobre el corazón, no sabiéndose si a futuro el coronavirus provocará mayor número de insuficiencias cardiacas, si aumentará el riesgo de arritmias, accidentes coronarios o muerte súbita.

 

Secuelas psicológicas:

En algunas personas que han pasado la COVID se han observado pérdidas en la capacidad cognitiva y de planificación.

Asociados al diagnóstico y a la propia situación pandémica se han detectado casos de ansiedad, estrés e insomnio, y en situaciones de pérdidas de un ser querido se añade depresión, estrés postraumático y complicaciones en la asimilación del duelo.

En definitiva, aún queda mucho por descubrir sobre las secuelas que produce esta enfermedad a largo plazo y es probable que en los próximos años aparezcan más enfermedades asociadas a la COVID, pero habrá que esperar un poco para conocer sus implicaciones. 

 

Noticia de Referencia:

Ruiz, M. (2020). El impacto de la COVID-19 tras la enfermedad: los especialistas analizan sus secuelas. Revista Española de Economía de la Salud. https://economiadelasalud.com/topics/difusion/el-impacto-de-la-covid-19-tras-la-enfermedad-los-especialistas-analizan-sus-secuelas/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *