¿Por qué medirse los telómeros? | Life Length

¿Por qué medirse los telómeros?

¿Por qué medirse los telómeros?

03 Oct ¿Por qué medirse los telómeros?

Pese al progresivo eco que la medicina preventiva tiene en los medios de comunicación, la ciencia del telómero todavía es desconocida para la gran mayoría de la población, así como para doctores y pacientes. ¿Qué interés tiene para un médico realizar mediciones teloméricas en su consulta? ¿Por qué invertir tiempo y dinero en esta área? Existen cuatro razones principales para introducirlo:

  1. Anticipación y prevención. Medir los telómeros ayuda a la detección temprana de algunas enfermedades más que los test genéticos tradicionales, así como a la identificación de la evolución de una dolencia cuando el tratamiento es difícil. Eso incluye casos como los de algunas cepas de cáncer, enfermedades metabólicas o cardiovasculares. La longitud telomérica puede aportar una percepción valiosa acerca de los riesgos de desarrollar estas patologías y permite intervenciones más rápidas que eviten o pospongan el inicio de las mismas y reduzca su progresión.
  2. Ahorra costes a largo plazo. Como afirma el viejo dicho, “es mejor prevenir que curar” y es aún más cierto en el emergente mundo de la medicina preventiva y personalizada, donde médicos y pacientes pueden servirse de test que ayudan a detectar enfermedades cuando los costes de la intervención representan una pequeña fracción de lo que supondría el tratamiento en fases posteriores. Mientras el ámbito médico y las compañías aseguradores apenas empiezan a prestar atención al cuidado preventivo de la salud, la educación pública cada día percibe con más fuerza la importancia de invertir en nuestra salud. Dado que nuestra esperanza de vida crece en tres años por década, es importante trabajar sobre los factores de riesgo que contribuyen a reducir el riesgo de padecer enfermedades asociadas a la edad, normalmente crónicas, y a ahorrar el dinero que supondría el tratamiento.
  3. Favorece estilos de vida saludables. La medición telomérica (en particular el % de telómeros cortos) sirve para conocer la edad biológica del paciente. Si esta es mucho mayor que su edad cronológica, los factores de riesgo se multiplican (patologías cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer, Alzheimer, etc.) y se acelera el envejecimiento. Esta tendencia puede alterarse o ralentizarse si varían los hábitos poco sanos a través de una buena nutrición, ejercicio físico, dejar de fumar, etc. Dado que los telómeros no se pueden alargar, solamente es posible retrasar su acortamiento. La herencia genética es responsable del 30% de la propensión a enfermedades, mientras que el 70% viene determinado por factores epigenéticos relacionados con el estilo de vida, que entra dentro de nuestro control y que medible con el test TAT® de Life Length.
  4. Permite personalizar el tratamiento con el paciente. La evolución de la longitud telomérica es personal, heterogénea, difiere de la del resto. Así, se estratifica e individualiza el riesgo padecido por cada persona teniendo en cuenta su edad biológica y esta herramienta, que monitoriza la eficacia de cualquier programa acerca del estilo de vida.

Los expertos dicen a menudo que el futuro de la medicina lo definirán cuatro adjetivos, “las 4 P”: preventiva, predictiva, personalizada y participativa. Más y más médicos se unen cada año a esta nueva forma de cuidar nuestra salud. La biología del telómero se ajusta a este enfoque, sin duda. Quien quiere preocuparse por un futuro saludable debe formar parte de esta revolución.

No Comments

Post A Comment