Aceptar

Telómeros e infertilidad idiopática

15 noviembre 2019 Deja tu comentario

En nuestro blog de ONCOCHECK ya hemos tratado uno de los mayores problemas a los que actualmente se enfrenta la sociedad: la infertilidad. Teniendo en cuenta el grado de envejecimiento de la población, este problema lleva consigo consecuencias no solo a nivel sanitario, sino económico y social.

La infertilidad masculina supone el 30% de los casos de infertilidad. El 86 % de estos casos son debidos a la oligospermia (baja cantidad de espermatozoides en el eyaculado), cuyo origen molecular es aún desconocido. Esto supone un elevado porcentaje de infertilidad idiopática, que engloba aquellos casos de infertilidad cuya causa es desconocida. (Balmon and Varela, 2018).

Telómeros y fertilidad masculina

Existen mecanismos moleculares implicados en la correcta funcionalidad de las células germinales, que a su vez se relacionan con la estabilidad telomérica.

Los telómeros son esenciales para la fertilidad masculina, ya que son la primera región del genoma del espermatozoide en responder a la señal del óvulo para la formación del pronúcleo durante la fecundación. Los telómeros juegan también un papel esencial en la meiosis, donde la concordancia en la longitud telomérica entre cromosomas homólogos resulta imprescindible para la sinapsis, recombinación homóloga y segregación. (Thilagavathi, 2013). 

La menor longitud telomérica de los cromosomas presentes en las células espermáticas se relaciona con una menor tasa de fertilización y un empobrecimiento en el desarrollo embrionario, reduciendo así la fertilidad. También se han encontrado un mayor porcentaje de aneuploidías y fragmentación de DNA en espermatozoides con telómeros cortos.

Todos estos datos se relacionan con un descenso en la capacidad de fecundación. (Santa Rocca et al., 2018). Esto resulta de especial interés para el desarrollo de tecnologías de reproducción asistida (ART), donde la selección de aquellos espermatozoides con mejor longitud telomérica contribuiría a maximizar el éxito de estas técnicas. (Balmon and Varela, 2018).

Infertilidad y estrés oxidativo

Existe una condición conocida como Infertilidad masculina por estrés oxidativo (siglas MOSI, del inglés Male Oxidative Stress Infertility) que afecta a 37 millones de hombres que padecen infertilidad idiopática. (Agarwal et al., 2019). El estrés oxidativo (OS) resulta de un desequilibrio en la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) y la capacidad de los antioxidantes de neutralizar su producción en las células (Agarwal et al., 2017).

El estrés oxidativo tiene un efecto deletéreo sobre los parámetros de calidad del semen, como son la concentración y motilidad de los espermatozoides. Además, produce fragmentación de DNA y erosión de los telómeros, contribuyendo así a la inestabilidad cromosómica. (Agarwal et al., 2019)

Por estas razones los telómeros se presentan como un biomarcador de gran utilidad para poder conocer más sobre las causas de la infertilidad idiopática, así como una nueva herramienta que permita evaluar la calidad del esperma y mejorar los resultados en reproducción asistida (Zhao et al., 2016).

Nuestras tecnologías de alta precisión permiten medir los telómeros en el ADN cromosómico de los espermatozoides. Nuestro test TAT, basado en la tecnología HT Q-FISH, lleva a cabo estas mediciones directamente desde una muestra de esperma o sobre células aisladas, obteniendo mediciones individuales de las longitudes teloméricas. Otras técnicas de medición llevadas a cabo en nuestro laboratorio incluyen TRF y Q-PCR.

Facebook
Twitter
Google+
https://lifelength.com/es/telomero-infertilidad/">
LINKEDIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *